Usted esta aquí
Home > Regionales >

La ola delictiva arrastró más de 23 millones de pesos a manos de delincuentes

La ola delictiva arrastró más de 23 millones de pesos a manos de delincuentes

T

odo un carnaval de resonantes casos delincuenciales tiene a los investigadores en vilo, ya que varios atracos en distintas modalidades y ciudades –sólo en el mes de febrero- alcanzan a la friolera de 23,5 millones de pesos, y sacude a la ciudadanía rionegrina.

El primer indicio de criminalidad tuvo como objetivo un empleado de estaciones de servicios en esta capital al que el 8 de febrero pasado le sustrajeron en una planificada maniobra 3,5 millones, y de los cuales sólo se pudieron recuperar apenas 430.000. El empleado que iba a depositar el dinero no llegó a asustarse porque chocaron el vehículo en que circulaba y cuando bajó le arrojaron gas pimienta, en tanto que los delincuentes huyeron en pocos minutos.

Por el hecho, hay un solo detenido –Lucas Giménez Pazos-, y según el Ministerio Público Fiscal, el hombre de 38 años fue quien coordinó y suministró un Fiat Uno de color negro y una motocicleta para que otras tres personas que aún no fueron identificadas sustrajeran la mencionada suma.
Empleando la modalidad del hurto, desconocidos rompieron la puerta de ingreso al teleférico del cerro Otto en el kilómetro 5 de la Avenida de los Pioneros, y el miércoles pasado se llevaron otros tres millones.

Los autores habrían tenido conocimiento del sitio donde se encontraba la caja fuerte y también de la existencia de semejante suma de dinero en el lugar, ya que no violentaron otras oficinas ni puertas y se dirigieron directamente a ese sector.

Ese mismo día, una empresa avícola de Cipolletti sufrió un millonario robo cuya cifra perdida a manos de delincuentes alcanzaron a nueve millones de pesos, entre dinero en efectivo y valores.

Coincidiendo en la modalidad de operación con Viedma, dos empleados de la firma trasladaban esa cifra para ser depositada en un banco.

En un semáforo de San Luis y Circunvalación debieron esperar el paso de la luz verde, y ahí los interceptó un delincuente armado aunque ataviado con traje policial.

Los obligó a bajar del rodado hasta que apareció un compinche quien les propinó algunos golpes para amedrentarlos y robarles dinero en efectivo y cheques.

Los empleados quedaron de pie en virtud de que los sujetos se llevaron la camioneta que horas más tarde fue encontrada por la policía en un lugar alejado, pero sin rastros de los atracadores.

El uniforme policial pareciera que diese impunidad, y otra vez con la misma metodología de uso, el raid delictivo se trasladó ayer a Roca.

Se supo que tres sujetos abordaron a una familia cuando llegaba a su vivienda del barrio Bagliani y les exigieron la entrega del dinero. Minutos después y en medio de una situación violenta en la cual el matrimonio y sus hijas fueron empujadas desde la calle para entrar a la casa, los ladrones se fueron del lugar llevándose una suma superior a los ocho millones de pesos, entre moneda nacional y dólares.

Los delincuentes abordaron a la familia pasadas las 00:30 de hoy. Estaban con barbijos y gorras, usando chalecos con la inscripción policía y usando armas de fuego. Uno de los sujetos, de manera violenta, agredió con la culata de las armas a la pareja, los obligó a entrar a la casa, los ataron con cintas y comenzaron a revolver la vivienda hasta encontrar el dinero.

Top