Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

La sorprendente vida de Zoe fuera de Gran Hermano

La sorprendente vida de Zoe fuera de Gran Hermano

La reciente eliminación de Zoe Bogach de Gran Hermano 2023 dejó a muchos sorprendidos. Durante la última gala de eliminación, Zoe abandonó la casa acompañada por su madre, Aixa, dejando tras de sí una serie de revelaciones y detalles personales que han capturado la atención del público.

En una entrevista, Zoe habló sobre su infancia, su traslado a Buenos Aires y su relación con su novio, Manuel. Compartió detalles de cómo su familia se divide entre Corrientes y Buenos Aires, contando que su padre vive en Corrientes, así como sus abuelos, tíos y prima. Siempre ha habido un constante movimiento entre las dos ciudades, con visitas regulares de su padre a Buenos Aires y ella viajando para pasar tiempo con su familia en Corrientes.

Pero también reveló que su vida cambió drásticamente cuando sus padres se separaron cuando ella tenía doce años y se mudó a Buenos Aires con su madre. Fue un momento difícil para Zoe, ya que dejó atrás a sus amigas y tuvo que adaptarse a una nueva rutina y a la vida en la capital. Aunque al principio le costó, reconoce ahora que fue lo mejor que le pudo haber pasado.

Además, salieron a la luz algunos secretos ocultos de la vida de Zoe y su familia. Se descubrió que Zoe no nació en Recoleta, como había mencionado anteriormente, sino en Entre Ríos. Esto generó el enojo de muchas personas en Ibicuy, quienes acusan a Aixa y a Zoe de negar sus orígenes. Por otro lado, se reveló que Aixa, cuyo verdadero nombre sería Verónica Abasto, tenía aspiraciones de fama al ingresar a Gran Hermano y pidió entrar con el nombre artístico de Aixa.

Estos detalles desconocidos de la vida de Zoe han generado un gran impacto en sus seguidores y en el público en general, quienes ahora conocen más sobre su pasado y los desafíos que ha enfrentado. La historia de Zoe es un recordatorio de que cada persona tiene su propia historia y lucha personal, incluso las figuras públicas.

 

 


Ir arriba