Usted esta aquí
Home > Regionales >

Las hermanas del ministro Zgaib no respetaron el DNU

Las hermanas del ministro Zgaib no respetaron el DNU:

Los gastronómicos de Roca anticiparon que el último cumplimiento a las restricciones sería la primera semana de confinamiento y que no volverían a respetar el Decreto presidencial. Así fue como sucedió y muchos decidieron abrir durante el fin de semana, pese a las prohibiciones vigentes. Uno de los comercios que decidió hacerlo fue la confitería Bonafide, franquicia que en la ciudad representan dos hermanas del ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib.

Poco antes del mediodía, inspectores municipales acompañados de algunos policías se hicieron presentes en el local de la calle Tucumán al 400, al ingresar pidieron hablar con los responsables y les recordaron la vigencia del DNU que establecía que sólo podían abrir durante el fin de semana los comercios de primera necesidad, y que el rubro gastronómico no era considerado como esencial. Sin embargo la respuesta de las personas que estaban en el interior no fue la de acatar, sino que comenzaron a plantear los problemas que tiene el sector y que no estaban dispuestos a cerrar.

Adentro del local había comerciantes de distintos rubros, quienes comenzaron a echar a los inspectores hasta que los obligaron a salir a la vereda del local. Toda la acción quedó registrada en diferentes teléfonos celulares, desde donde se grabó todo. En uno de los videos que se viralizó se pude escuchar como una mujer a los gritos se dirigía a los inspectores municipales y les pedía «poder trabajar».

Ante esta reacción, los inspectores y los policías decidieron retirarse del local y de acuerdo con los trascendidos, desde el municipio se dio la orden de suspender la recorrida por el sector comercial para evitar nuevos inconvenientes con el sector de autoconvocados que no responden a la dirigencia de la Cámara de Comercio de la ciudad.

El local donde se produjo el incidente es de las hermanas del ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib. Si bien en el video que circuló no se puede ver a ninguna de las propietarias, tampoco es familair del funcionario provincial la mujer que grita en la vereda pidiendo que los dejen trabajar, se da por supuesto que ellas fueron las que autorizaron a abrir las puertas del local pese a regir las prohibiciones impuestas por el gobierno nacional, al que adhirió la provincia y el municipio.

Gentileza mejorinformado

Top