Usted esta aquí
Home > Regionales >

Le robaron los ahorros, sacaron un préstamo a su nombre y ahora el banco se lo quiere cobrar

Le robaron los ahorros, sacaron un préstamo a su nombre y ahora el banco se lo quiere cobrar:

Una vecina de Roca sufrió una terrible estafa en la que le sustrajeron todos los ahorros de su cuenta bancaria y suplantaron su identidad para sacar un préstamos a su nombre. Desde el Banco, no se habrían tomado los recaudos necesarios para protegerla y ahora le exigen pagar el préstamo que no firmó. 

El viernes 18 de junio un señor llamado “Ernesto” se contacta conmigo para comprarme un articulo que vendía por Facebook. El mismo día pero más tarde, me manda un comprobante con constancia de transferencia desde el Banco Galicia con un 0 de más de lo que salía el artículo“, contó Florencia Di Toto a un medio localoca.

“En ese momento el comprador se contacta conmigo desesperado, llorando, para decirme que se había equivocado de suma y que ya había cancelado la operación. Insistió en que eran todos sus ahorros y que estaba desesperado. A lo que yo respondo que no se preocupe que en cuanto se acredite se lo devolvía. Acto seguido me dice que como el se había comunicado con su banco al instante, se había freezado la operación y que me iban a llamar de mi banco”, agrega.

“A las 18:30 horas del mismo día me llama un tal Germán del Banco Patagonia. Me dijo que para no tener problemas con ingresos brutos por una suma de dinero que iba a ingresar a mi cuenta, tenía que acercarme a un banco a hacer una operación. Como era viernes, y el banco estaba cerrado, me dice que me acerque a un cajero a hacer unas operaciones que él me iba a guiar solo para sacar unos tickets y cerrar la operación. Al rato me doy cuenta de que algo raro pasaba y corto la comunicación”, explicó la víctima.

Automáticamente trato de entrar a mi homebanking y no me reconocía la huella digital. Voy a un cajero intento entrar a mi cuenta desde ahí y tampoco me reconoce las claves. Intento llamar al banco Patagonia para que me informen qué pasaba y lo único que consigo es que me atienda una contestadora con opciones que no me llevaban a ningún lado. Vuelvo a mi casa y cuando entro a mi mail, veo como en 15 o 20 minutos habían vaciado mi caja de ahorro en pesos y algunos pocos dólares que tenía. Pero lo más alarmante es que sacaron un prestamo por una gran suma que se acreditó en el acto”, declara. 

“El prestamo fue transferido a diferentes cuentas en el acto también. Vuelvo a intentar comunicarme de varias maneras con el Banco Patagonia, para desconocer todos los movimientos, pero lo único que me dice es que me comunique el próximo día hábil (martes 22/6). Mientras tanto no podía realizar ningún reclamo.  Al mismo tiempo, envié mails y mensajes al servicio de atención al cliente”, declaró Di Toto sobre la terrible secuencia.

“Como consecuencia de todo lo sucedido, el mismo viernes voy a hacer la denuncia a la comisaría tercera ya que había sido víctima de una estafa y eso es un delito penal. Me toman la denuncia y fue el fin de semana más largo de mi vida, llamando continuamente al banco sin obtener respuesta”, contó la joven.

“El martes a primera hora concurro al banco para desconocer todos los movimientos, voy con una nota y capturas de todos los comprobantes, más todos los llamados al 0800 del banco. Me reciben la nota y me dicen que como había pasado mucho tiempo, no creían que pudieran hacer nada. Es ahí cuando decido contactar a mi abogado Dr. Tomás Kamerbeek quien me asesora diciéndome que había sido víctima de una maniobra de phishing. Ese es el término por el cual se denomina a un conjunto de técnicas que persiguen el engaño a una víctima ganándose su confianza haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza para manipularla y hacer que realice acciones que no debería realizar”, explicó Di Toto. 

“Ese mismo día Tomas envía carta documento y se inicia una serie de intercambios epistolares donde se le pide al banco el desconocimiento de los movimientos, el banco lo rechaza. Luego se le pide que constate las IP de donde se generaron las operaciones, ya que al mismo momento se estaba operando en la misma cuenta desde 2 lugares diferentes del país. Según Tomás el banco debería tener una serie de cortafuegos para detectar estos movimientos extraños, que claramente en ese momento no funcionaron”, agrega Di Toto. 

“Lo extraño con el préstamo es que se acredita en el momento, el banco se cobra los gastos de sellado, se transfiere el dinero en el acto y minutos después llega a mi mail el contrato del prestamo”, agregó. “Según lo que me dijo Tomás, el banco, al márgen de que es un contrato super abusivo e impagable, envía el contrato luego de haber otorgado el préstamo. Esto quiere decir que yo como clienta no conocía las condiciones cuando ellos me lo otorgaron y lógicamente no firmé nada. Eso, entiendo que lo hace caer por nulo“. 

De momento, aún no hay buenas noticias sobre la situación de la damnificada pero su representante legal avanza en la causa para encontrar una solución un poco más satisfactoria. Por su parte, ella busca hacer visible su situación para que otros vecinos y vecinas no pasen por lo mismo. 

“Por último, el consejo ante estas situaciones es desconocer las operaciones por carta documento, denunciar penalmente y pedir una medida cautelar innovativa para que no se cobren los préstamos que hubieran sacado”, explica. 

“No quiero que le pase a nadie más por eso lo doy a conocer ahora”, concluyó Di Toto. 

Gentileza anr

Top