Usted esta aquí
Home > Regionales >

lo mismo todos los años, ahora en pandemia

El calor azotó y se repitió el problema de todos los años: miles de familias de la zona norte padecieron la falta de agua. El agravante: la pandemia. ¿De quién es la responsabilidad?


“Todos los años la misma historia. Yo vivo hace diez años en Alta Barda y cada verano se corta el agua. Tenemos la tenencia, pagamos servicios retributivos, llegan las boletas del agua y nunca solucionaron ese tema”, dijo indignada Sandra, una vecina del barrio que ya es tres veces el histórico J. J. Gómez. Hace veinte años, los primeros que llegaron a vivir a esa zona, reclamaban en las oficinas de Aguas Rionegrinas S.A. Una postal repetida y sin solución, pero este año agravada por la emergencia sanitaria de coronavirus.

No es el primer verano que se corta el agua en épocas de calor, pero si es el primero en emergencia sanitaria, lo que terminó agravando la situación para miles de familias roquenses la semana pasada.

Si no son los desbordes cloacales, es la falta de agua. Hace años, un tire y afloje de responsabilidades entre el municipio y la empresa provincial Aguas Rionegrinas; pero siempre el mismo resultado: suben las temperaturas en enero, y es el mes de los cortes. Sobre todo el agua, un servicio vital en época estival.

Se suma que en el contexto de pandemia, muchos vecinos (más de 1.800 actualmente) están en sus casas las 24 horas, ya sea por ser positivos de covid-19 o en aislamiento por ser contactos estrechos. Además, la prevención de aquellos que están sanos es fundamental para no propagar el virus: las recomendaciones de cuidado en el marco del rebrote, son claras acerca del lavado de manos y la higiene personal.

El lunes pasado (18-01) empezaron las quejas por cortes de servicio de agua, luego de un corte de energía. Desde ese día, a algunas casas, el suministro nunca regresó. Conforme fue subiendo el termómetro hasta alcanzar el pico de 43° centígrados el viernes y sábado, el ánimo de los vecinos se fue caldeando. Barrio Nuevo, Noroeste, Aeroclub Fiske Menuco, Alta Barda, Quinta 25, Tiro Federal son algunas de las zonas que estuvieron afectadas por dos cortes de servicio.

Oficialmente, Aguas Rionegrinas emitió un comunicado el 18 de enero solicitando a los vecinos el cuidado del agua por las altas temperaturas. Recién el viernes, 22-01, cuando empezó a crecer el malestar por redes sociales y medios de comunicación, la empresa emitió un parte de prensa informando que el servicio estaba interrumpido en la zona norte de la ciudad por un problema en la bomba de impulsión que llena el tanque elevado de la zona norte. A la tarde lo solucionaron, pero hubo otra salida de servicio por un corte de energía que dejó fuera de funcionamiento los filtros rápidos de Maipú y Gelonch. Esto volvió a afectar nuevamente a la zona alta.

“Por lo general, en barrio Noroeste siempre sufrimos falta de agua. El jueves a las 9 de la mañana se cortó el agua, ni una gota. Todo el día así, todos los vecinos en la misma situación. Llamamos a ARSA 0800 y estaba imposible, no atendían, daba un buzón de voz. El jueves a la noche, desesperados, llamamos a defensa civil. No había forma, buscamos información por todos lados. Yo puedo entender que esto es complicado, pero ni siquiera un comunicado de parte de la empresa”, se quejó Daniel, un vecino de Noroeste ante LA COMUNA. Si bien más tarde el servicio volvió, no había presión.

En este contexto de pandemia, es muy difícil cuidarse así, decidir si tomás agua o no, si usás el baño o no”
Daniel, vecino afectado barrio Noroeste

“Vivimos a no más de diez cuadras de la cisterna de agua que supuestamente iba a ayudar a que el agua llegará a varios vecinos pero, cuando la prenden, pierde por todos lados está mal hecha y lo estamos pagando nosotros. No tenemos agua, para comprar esta re cara, muchos no tienen trabajo y estamos en una pandemia. Nos piden el lavado de manos y ¿adónde me lavo las manos?”, agregó Nadia, vecina de barrio Nuevo.

Desde Alta Barda, los vecinos -organizados para reclamar- esperan tener una solución definitiva para su barrio antes de fin de mes, como les prometieron. “Este año tiene que terminarse este problema”, recalcó Sandra.

Me parece que Aguas Rionegrinas se quedó atrás, la población de Roca está creciendo a ritmo acelerado”
Sandra, vecina afectada barrio Alta Barda

Los tres roquenses consultados advierten que no tolerarán otro año más en esta situación y que debe ser la empresa, la que planifique obras acorde al crecimiento de la ciudad y la demanda. “Me parece que Aguas Rionegrinas se quedó atrás, la población de Roca está creciendo a ritmo acelerado y las obras que hay son de hace muchos años”, opinó Sandra y agregó: “Tienen el presupuesto y deberían planificar según la cantidad de personas. Me parece que no hay voluntad política ni interés por la población, una desidia total”, cerró.

Durante estos días, algunos camiones de ARSA llevaron agua a Alta Barda y el desde el municipio también asistieron a más de 101 familias con agua potable en Aeroclub, Alta Barda ampliación y barrio Nuevo, según indicaron.

Desde ARSA, apuntan al municipio por las tomas y asentamientos

El gerente regional de Aguas Rionegrinas, Claudio Celiz, dialogó con este medio el viernes y confirmó que estaban trabajando para solucionar el recambio de los equipos de bombeo para tener más capacidad, ya que la demanda de los últimos tres días superó el 25% a lo habitual.

Si bien el funcionario acusó recibo sobre los inconvenientes, responsabilizó al municipio por las tomas de tierras y asentamientos ilegales. “Hay lugares de barrio Nuevo donde nosotros tenemos responsabilidad y estamos teniendo algunos inconvenientes, igual que en Alta Barda; pero hay mucha cantidad de viviendas precarias sin siquiera tenencia de terreno, donde no es nuestra responsabilidad. Es responsabilidad de la municipalidad”, lanzó.

Dijo que las conexiones clandestinas terminan perjudicando las redes. “No vamos a impedir esa situación por ahora para no generar un conflicto social, pero la responsabilidad de las tomas, esto lo quiero dejar bien claro, no es de Aguas Rionegrinas, es de la municipalidad”, recalcó.

Además, analizó que por la proliferación de tomas es que va creciendo la demanda. “Si esto no lo ordena la municipalidad, Aguas Rionegrinas no tiene nada que ver”, aclaró.

Por otro lado, el funcionario fue consultado sobre la obra de la cisterna en barrio Nuevo, que era la “promesa” de desterrar el problema hace casi dos años atrás. Sobre este tema dijo que “mejoró el servicio y estuvo funcionando bien hasta que empezó esta ola de calor y la demanda aumentó (…) El agua no está alcanzando para que llegue a la cisterna en estos días. Cuando tiene el agua necesaria y los consumos normales, la obra funciona”, explicó Celiz.

Desde el municipio se desligan, pero “colaboran”

“Algunos vecinos desconocen que el organismo responsable de la provisión de agua es la empresa provincial Aguas Rionegrinas S. A. y al ver a los camiones municipales realizar el abastecimiento durante los cortes, interpretan que es el Municipio quien debe reestablecer el servicio”, explicaron desde el área de Servicios Públicos del Municipio , consultados por este medio. Dijeron que siempre que hay cortes de agua, colaboran suministrando agua a las zonas afectadas, pero que la responsabilidad final es de la empresa estatal.

“No llama la atención que se deslinde de la responsabilidad de extender la red a zonas pobladas que aún no cuentan con el servicio”, dijeron sobre los dichos del gerente de ARSA sobre los asentamientos.

La propia intendenta Emilia Soria hizo declaraciones al respecto y apuntó hacia el gobierno provincial: “En vez de aumentar los impuestos, deberían concentrarse en brindar mejores servicios. No puede ser que Roca todos los veranos se quede sin agua”, expresó la mandataria y agregó que desde el municipio están dispuestos a colaborar.

Los contagios siguen su ritmo en verano

Entre 350 y 400 casos de coronavirus diarios mantiene la provincia de Río Negro en toda su extensión, cifras similares a las del invierno pasado. Roca, por su parte, mantiene una curva moderada con casi 200 casos semanales en los últimos registros oficiales y con más curados que positivos en general.

La semana pasada, con picos de calor, hubo concentraciones de personas en las costas del río y balnearios al aire libre. Más de 200 personas por día pasaron por el piletón de Apycar y es por eso que ante las condiciones climáticas y la necesidad de combatir el calor, es necesario seguir manteniendo los cuidados en medio del rebrote de casos en toda la provincia y el país.

Las terapias intensivas siguen con porcentajes de ocupación altos asi como los consultorios de respiratorios siguen recibiendo consultas.

  • 6 barrios de la zona norte del canal grande, como mínimo, reportaron cortes en el servicio de agua.
  • 15 días llegaron a pasar sin servicio de agua durante enero, los vecinos más afectados, en Alta Barda.

Top