Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Los increíbles beneficios del té verde para tu salud, según Harvard

Los increíbles beneficios del té verde para tu salud, según Harvard

Tomar té verde todos los días puede tener un impacto positivo en tu salud. Según investigaciones realizadas por la Escuela de Salud Pública de Harvard, esta bebida milenaria es rica en polifenoles, como las catequinas y epicatequinas, conocidas por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Estas sustancias ayudan a reducir el daño celular y combatir la inflamación, contribuyendo así a una mejor salud en general. Por eso, integrar el té verde en tu dieta diaria puede ser beneficioso para tu bienestar.

De acuerdo a los estudios de Harvard, el té verde puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Los bebedores habituales de té muestran una menor incidencia de diabetes y posiblemente una reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Estas asociaciones sugieren que esta infusión podría ser clave en la prevención de estas enfermedades tan prevalentes en la sociedad actual.

Sin embargo, es importante no excederse en el consumo de té verde, ya que contiene cafeína y un exceso de esta sustancia podría generar nerviosismo. Por eso, es necesario consumirlo de manera moderada dentro de una dieta equilibrada. No obstante, cuando se bebe con moderación, el té verde no parece tener efectos negativos significativos y se convierte en una opción segura y saludable para complementar tu rutina diaria.

El té verde puede ser una adición valiosa a una dieta saludable, acompañada de alimentos como cereales integrales, pescado, frutas y verduras, y una menor ingesta de carnes rojas y procesadas. Según el profesor Qi Sun, del Departamento de Nutrición de Harvard, el té verde no es una solución mágica, pero puede complementar un estilo de vida saludable y ser un importante apoyo para mantener una buena salud.

Para preparar el té verde perfecto, es recomendable elegir un té de buena calidad. La temperatura ideal para infusionarlo está entre los 70 y 80 grados Celsius. Se debe hervir el agua y dejarla reposar unos minutos antes de luego verterla sobre el té. Además, se puede utilizar agua filtrada o mineral para evitar que el cloro y otras impurezas alteren el sabor de la bebida. El tiempo de infusión recomendado es de 2 a 3 minutos, ya que más tiempo podría hacer que el té se vuelva amargo debido a los taninos que se liberan en exceso.

El té verde se consolida como una excelente opción para incluir en tu dieta diaria. Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias pueden contribuir a mejorar tu salud en general y reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Recuerda consumirlo con moderación y acompañarlo de una alimentación equilibrada para obtener los mejores resultados.


Ir arriba