Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Los videojuegos: Cuando una pantalla se convierte en una herramienta para el cerebro

Los videojuegos: Cuando una pantalla se convierte en una herramienta para el cerebro

Los videojuegos han sido relacionados, en muchas ocasiones, con los efectos negativos en la salud cerebral. Sin embargo, cada vez más expertos están descubriendo sus beneficios y cómo estos pueden ser una herramienta valiosa para nuestro órgano más importante.

Uno de los aspectos más sorprendentes es la capacidad de los videojuegos para mejorar la empatía en los jugadores. A través de la creación de personajes con los que pueden identificarse, los juegos activan las «neuronas espejo», las cuales reflejan el comportamiento del otro como si fuera el nuestro. Este fenomeno nos permite sentir mayor empatía hacia los demás.

Sin embargo, es importante destacar que la exposición al hiperrealismo de la violencia en los videojuegos puede llevar a una insensibilización gradual en los jugadores. Aunque esto no es deseable, los videojuegos pueden utilizarse para sacar provecho de otras formas, más allá de la violencia que a menudo se asocia con ellos. El contenido de un videojuego va más allá de la guerra y la lucha, ofreciendo al jugador diferentes situaciones que pueden ser exploradas desde una perspectiva moral.

En este sentido, los videojuegos también tienen la capacidad de poner al descubierto los valores morales de cada individuo. Al jugar un personaje en un mundo ficticio, el cerebro se ve forzado a tomar decisiones morales que pueden revelar los propios valores del jugador de forma sorprendente. Esto sucede especialmente en los videojuegos violentos, donde la agresividad se activa cuando está justificada por el contexto de la historia.

No menos importante es el impacto positivo de los videojuegos en la memoria. Al tener que actualizar constantemente la información en nuestra mente mientras ejecutamos una tarea, los videojuegos mejoran la capacidad cognitiva relacionada con la memoria de trabajo. Esta es una de las razones por las cuales los videojuegos pueden ser beneficiosos para nuestra mente.

Los videojuegos representan un mundo de soluciones interactivas que van más allá del simple entretenimiento. A pesar de los prejuicios, estos juegos pueden tener efectos positivos en nuestra empatía, nuestros valores morales y nuestra memoria. Es necesario evitar los excesos y utilizarlos como una herramienta valiosa para el cerebro, aprovechando las distintas oportunidades que ofrecen para nuestro bienestar mental.


Ir arriba