Los videojuegos retro, una pasión que nunca muere

En pleno apogeo de los videojuegos donde las plataformas de Playstation y Xbox se pelean por dominar el mercado, varios gamers siguen eligiendo las primeras consolas que salieron en la década del 90.
Family Game y SEGA revolucionaron a los aficionados en Roca y todavía siguen generando pasión entre grandes y chicos. Además en medio de la pandemia por el coronavirus aumentó la demanda ya que muchos padres las eligen porque sus hijos pasan más tiempo en casa.

Osvaldo Díaz es el dueño de una de las primeras tiendas de la ciudad que comenzó a vender estas consolas. Si bien años antes el modelo de Atari había tenido un impacto en los gamers con su juego Pac-Man, fue el Mario Bros. en Family y tiempo después Sonic en la plataforma de SEGA los que causaron furor.

Osvaldo explicó que muchos eligen estas consolas porque son más accesibles por su precio en comparación con una Playstation 4 que ronda los $60 mil.
“Una Family anda en los $5.800 y los cartuchos salen $600. El SEGA está en $6.900 con juegos incorporados y sus accesorios como joysticks y transformador”, detalló Osvaldo que tiene su tienda Croma Video Club sobre la calle Tucumán.
“El otro día vino una señora de 60 años y se llevó una Family porque quería jugar un juego que le gustaba y también viene cada tanto una pareja grande que se despiertan a las 5 y se ponen a jugar”, contó.
El dueño explicó que tiene también muchos clientes que viven en la Línea Sur.

Para unos se trata de un hobby y volver a la infancia, para otros es una buena opción de entretenimiento para sus hijos y de bajo costo.
Hace tres meses un muchacho que vivía en Roca y se mudó a Australia pasó por la tienda.
“Cuando venía acá era muy chico, ahora tiene más de 30 años y me pidió sacar fotos, me da nostalgia me decía”, contó.
La cuarentena por el coronavirus tuvo un efecto positivo en las ventas. Durante las primeras dos semanas tuvo que cerrar su comercio como la mayoría pero luego empezó a agotar la mercadería.

“Generalmente compran los papás para los chicos de seis y siete años pero se prenden también. Al padre de 30 o 40 años le trae nostalgia de cuando era chico y jugaba con la Family y la SEGA”, comentó.
“En los 90` los juegos de computadora recién estaban comenzando y estos juegos que venían en cartuchos eran furor”, remarcó.

Osvaldo detalló que las ventas de estas consolas y juegos incrementaron un 30%.  Cada 20 días renueve el stock y la mercadería la compra a proveedores de Buenos Aires que importan de China. A veces pide 30 o 60 cartuchos dependiendo de la demanda.
En julio para las vacaciones de invierno, agosto con el día del niño y en diciembre suelen haber un pico de ventas.

Una trayectoria

En 1986 Osvaldo puso su tienda de alquiler de películas VHS en la esquina de Kennedy y Tucumán y luego se mudó a mitad de la cuadra.
“En ese año solo éramos tres videoclubs en Roca, trabajabamos hasta la 1 de la mañana”, dijo. Antes de 1990 comenzó a comercializar las consolas de videojuegos y fue la primera tienda que vendió la Atari que ofrecía 4 bits de calidad de video y tenía solo una palanca de mando. El Pac-Man fue el caballito de batalla de esta consola. Luego llegó la Family con 8 bits de resolución. Los mejores gráficos fascinaron a los gamers. El Mario Bros. fue el juego más vendido.

A los pocos años comenzó la venta de la SEGA con 16 bits. El cartucho de Sonic fue uno de los más vendidos pero también los juegos de combate y guerra encabezaban la lista. Mortal Kombat fue un clásico entre los gamers porque tenía varios trucos y combinaciones de golpes y poderes.

Cuando llegaba un cartucho nuevo lo probaba para explicarle a los clientes de que se trataba el juego. Tenía en el local varios televisores prendidos y les enseñaba cómo conectar la consola y limpiarla. La consola de Family que vende es la clásica blanca con detalles bordó y otras con diseños similares a la Play 4.
“A futuro se ve bien se trabaja hasta ahora la crisis no ha afectado el negocio”, expresó conforme. 

(Gentileza lacomuna)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba