Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

María Laura, ex participante, cuestiona la manipulación de la producción de Gran Hermano

María Laura, ex participante, cuestiona la manipulación de la producción de Gran Hermano

María Laura, conocida como Cata en su participación en Gran Hermano, se sumó a la lista de ex jugadores que critican la edición actual del reality show. En una reciente entrevista, la joven no dudó en señalar la constante injerencia de la producción en el juego, lo que le resta interés al programa.

Siendo esta edición de Gran Hermano muy diferente a la del año pasado, Cata fue contundente al denunciar los movimientos constantes de la producción con el fin de generar contenido todos los días de la semana. Según ella, esto ha provocado que el atractivo del programa se diluya y pierda su esencia.

Estas críticas también son compartidas por varios artistas, quienes han manifestado que el reality show limita las posibilidades de realizar producciones de ficción. María Laura coincide con esta opinión y afirma que el programa ha dejado de ser un verdadero reality.

«Esto no es un reality, esto es ficción. Ya no creo que sea un reality», enfatizó Cata. Según su experiencia, la manipulación desde el exterior es lo que termina restando autenticidad y atractivo al programa.

Durante la entrevista, también expresó sus dudas sobre la legitimidad de las votaciones y la elección de los eliminados. Aseguró que dentro de la casa no se les entregaba ningún guion o instrucción para realizar ciertas acciones, pero puso en duda el proceso de votación y la influencia del escribano en los resultados.

En relación al ingreso de Coti Romero, quien volvió al programa en esta edición, María Laura sospecha que fue una estrategia premeditada por la producción. Considera que se buscaba generar confrontación entre Coti y Furia, pero para ella esto suena armado y no le permite que el juego fluya de manera natural.

«Para mí Coty y Furia son parecidas en el juego», opinó. Para Cata, el programa se desdibuja y no le da la oportunidad a otros participantes de crecer y destacarse, ya que la manipulación constante no permite que se desarrollen estrategias genuinas.

Con estas declaraciones, María Laura se suma al grupo de ex participantes de Gran Hermano que cuestionan la forma en que se lleva a cabo el programa. Su visión crítica plantea la necesidad de repensar la esencia del reality y buscar un equilibrio entre la producción y el juego auténtico. Ahora resta esperar si la producción tomará en cuenta estas preocupaciones para las futuras ediciones.


Ir arriba