Usted esta aquí
Home > Regionales >

«Mi intención no fue herir ni matar», dijo la mujer que disparó en Roca – La Comuna

«Mi intención no fue herir ni matar», dijo la mujer que disparó en Roca – La Comuna

Lucía Díaz Pérez (43) no está arrepentida de haber disparado en una galería, en pleno centro de Roca, y justificó su accionar al explicar que se cansó de que dos sujetos de una agencia de autos la estafaran, no sólo a ella sino también a sus padres. La mujer viajó esta mañana desde Neuquén a Roca a «entregarse a la Justicia», aunque solo fue notificada de la causa por «intento de homicidio» que se tramita en el Ministerio Público Fiscal (MPF).

Lucía es instructora de equitación y desde muy joven maneja armas de fuego, ya que tanto su padre como su hermano (actualmente en actividad) forman parte de la Policía de Neuquén.



Te puede interesar:

«La próxima semana vuelvo y lo mato», dijo tras disparar en una galería, en Roca


«Acá no hubo relación sentimental de ningún tipo, acá hubo una estafa«, dijo la mujer, quien explicó que hace tres meses le entregó a los dueños de la agencia Patagonia Cars -a los que identificó como Maximiliano Jalil Pantano y a Ignacio Cajarabilla- $1,650 millón por una camioneta Fiat Toro.

Explicó que por un problema de salud de su mamá, decidió cambiar el vehículo familiar y así llegó hasta la agencia que se comprometió a conseguir la camioneta por esa suma. «Decían que estaba todo bien; primero me pidieron una seña de 400 mil pesos y después me pidieron más dinero por el acarreo y la transferencia«, explicó la mujer, que al primer mes ya les había entregado ese monto.

Díaz Pérez dijo que lo que más la indignó fue que la convocaban a ella y a su padre -quien tiene 76 años- a cualquier hora y en cualquier lugar para supuestamente realizar los trámites de la camioneta o devolverle el dinero. «Toda esta situación que iba a ser buena terminó siendo un caos. Yo tengo una hija con autismo y todo terminó siendo horrible», dijo.

El colmo de la situación -detalló- llegó el sábado, cuando ella se encontraba en San Martín de los Andes y lo convocaron a su padre para devolverle el dinero. «Lo tuvieron dos horas a la noche y afuera de una parrilla. Lo hicieron sentir como un pelotudo. Me molestó más esa mojada de oreja que el dinero», señaló.

La mujer hizo su descargo a través de su cuenta de Facabook.

Sobre los disparos en la galería, dijo que el lunes la convocaron para devolverle el dinero en Neuquén pero nadie asistió el encuentro y por eso el martes llegó a Roca con la intención de cobrarlo. «Cuando entré a la galería me preguntaron: ‘¿qué plata?’ Era una situación que no me esperaba«, dijo Lucía. Reconoció haber efectuado los disparos pero que en ningún momento tuvo la intención de matar a nadie.

«Vine sin saber con qué me iba a encontrar. Traje el arma por si me sentía atacada, solo para cubrirme y defendermeEn ningún momento mi intención fue herir o matar. Yo lo único que hice fue hacer valer mis derechos», detalló.

«La policía me ayudó«

La mujer negó haberse fugado del lugar de los disparos. Es más, dijo que contó con la colaboración de la policía de Río Negro para cruzar el puente, ya que ella tenía una orden de detención. «Yo no me fui escondida ni escapada, yo me fui por la ruta y la policía no me paró porque no me quiso parar. Tal vez fue una cuestión de camaradería porque mi familia es policía o tal vez ellos sabían cómo es el paño (con los estafadores). A mi la policía (de Río Negro) me ayudó a que yo pase el puente», aseveró.

Díaz Pérez se presentó esta mañana en la Fiscalía y desde allí le pidieron que se traslade a la Comisaría Tercera, donde la notificaron del inicio de una causa por «intento de homicidio».

«Lo insólito es que hoy estoy prófuga y ellos están tranquilos caminando por ahí», dijo la mujer. Detalló que desde el incidente mucha gente la llamó para contarle que estas personas habían cometido distintas estafas.

(Gentileza lacomuna)

Top