Muerte de Mónica: las zapatillas y el rastro hallado por los perros suman dudas

En la causa por la cual se investiga la muerte de Mónica Lescano, la joven que fue hallada sin vida en el canal principal de riego -a la altura de Mainqué- suma nuevos elementos pero ninguno que abone una hipótesis concreta.

Te puede interesar: Hallaron el cuerpo de una mujer en Allen y la fiscalía investiga la causa de muerte

En las últimas horas se confirmó que las zapatillas de Mónica, que apareció el 28 de diciembre a la altura de la estación del ferrocarril de la vecina localidad, fueron encontradas en Roca a la orilla del canal principal de riego, y a pocas cuadras de la vivienda donde se la vio por última vez. Es el mismo punto que indicaron los perros que se utilizaron para seguir el rastro de la mujer de 25 años, quien era madre de un niño de 11 años.

En su mayoría y según los datos suministrados por fuentes judiciales, las lesiones que presentaba el cuerpo de la joven que vivía en barrio Nuevo podrían haber sido producto del arrastre del agua, aunque había un golpe en la zona craneal que hizo dudar a los peritos sobre su origen.

Te puede interesar: «El virus continúa entre nosotros», dice el ministro de Salud de Río Negro

Igualmente se confirmó que la causa de la muerte fue asfixia por inmersión (ahogamiento), lo que hace presumir -en una etapa preliminar- que podría tratarse de un suicidio.

Esa hipótesis se vio abonada por el hallazgo de un par de zapatillas que fue encontrada por un empleado municipal el lunes 28 de diciembre por la mañana. Fue horas después de la desaparición que el trabajador que se encontraba cortando el césped en el canal de riego, entre calle San Juan y Rosario de Santa Fe halló el calzado.

Te puede interesar: Una numerosa marcha en el centro de Roca reclamó justicia por Mónica Lescano

El empleado se comunicó con sus superiores quienes finalmente dejaron en el depósito de Obras Públicas el calzado que podría ser crucial para esclarecer el caso.

Según se informó desde el Ministerio Público Fiscal, ese fue el mismo lugar al que llegaron los perros de la División Canes que siguieron el rastro de la joven desde que salió de la casa de su hermana en calle 3 de Febrero al 2300. Los animales se detuvieron casi en el lugar de hallazgo de las zapatillas, a pocos centímetros del cauce de agua.

La familia de Mónica Lescano encabezó una marcha el miércoles pasado donde aseguraron que se trató de un femicidio y exigieron respuestas a la Justicia.

(Gentileza lacomuna)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba