Usted esta aquí
Home > Regionales >

Otra vez hicieron una fiesta en el sótano

Otra vez hicieron una fiesta en el sótano:

El operador del 911 recibió la llamada que solicitaba presencia policial en Tortolitas al 4500, en la zona norte de Roca e inmediatamente se comunicó con el personal de guardia de la Comisaría 21°, que no podía salir de su asombró. Incluso, aseguran que consultó dos o tres veces la dirección porque no podía creer que otra vez en la casa del sótano se estaba desarrollando una fiesta clandestina.

La propiedad en cuestión fue escenario de un hecho que tomó relevancia en distintos medios y hasta a nivel nacional, porque en la reducida construcción de 10 metros por 9, de precarias condiciones de seguridad y sin nada de ventilación, se desarrollaba una fiesta clandestina con la presencia de al menos unos 150 pibes.

Otra vez se hizo una fiesta, pese al revuelo y hasta el allanamiento ordenado por la Justicia, en el que no encontraron absolutamente nada 48 horas después de que los jóvenes recibieran a los inspectores municipales a piedrazos, y ante las mil sospechas de la función que cumple esa construcción en el sector más norte de Roca, en tierras usurpadas que figuran como una toma en el municipio.

De acuerdo con la información que confirmó la Policía, a diferencia del hecho anterior, esta vez al llegar el móvil de la Comisaría 21° no fueron recibidos a piedrazos. Al momento de golpear la puerta, una joven salió y confirmó que estaban festejando el Día del Amigo. Y aunque la celebración no estaba prohibida, aún continúan las restricciones para evitar los contagios de Covid, por lo que le informaron que debían terminar la fiesta.

Bajo la mirada del personal policial, luego de cortar la música, comenzaron a salir los jóvenes. Los uniformados contaron unos 70, que en su mayoría eran menores de edad. Al consultarle a la joven que estaba a cargo si ella era la propietaria, confirmó que no. Que sólo era una familiar que estaba cuidando la casa.

Según la contestación de la chica, su prima es la dueña pero había aprovechado una promoción y viajó junto con su pareja a Salta a pasar unos días de vacaciones y como es una zona insegura, le pidió que se quede en la vivienda para evitar que ingresen ladrones.

Como sucedió hace un mes, se le dio intervención a la Justicia por la violación al artículo 205 del Código Penal, y además se inició un nuevo expediente administrativo en el Juzgado de Faltas de Roca, por incumplimiento a las restricciones vigentes.

Gentileza mejorinformado

Top