Usted esta aquí
Home > Regionales >

Para la Fiscalía el judicial desaparecido está muerto

Para la Fiscalía el judicial desaparecido está muerto:

Con el resultado de las pericias a la sangre encontrada en el auto de Javier Videla, el Ministerio Público reformuló los cargos contra Antonio Colicheo, hasta ahora detenido y acusado de su desaparición forzada. Pero por las nuevas pruebas que se incorporaron al expediente lo acusaron de homicidio agravado, por lo que oficialmente la Justicia considera que el empleado judicial que la semana pasada hubiese cumplido 44 años, está muerto.

Siguiendo los indicios que hemos reunido a esta altura y que se han analizado, los mismos son congruentes para entender que lamentablemente Javier Videla a perdido la vida en manos del imputado

El fiscal Luciano Garrido explicó en la audiencia solicitada al juez de Garantías que “siguiendo los indicios que hemos reunido a esta altura y que se han analizado, los mismos son congruentes para entender que lamentablemente Javier Videla a perdido la vida en manos del imputado”, enfatizó.

“También lamentablemente no hemos podido encontrar el cuerpo sin vida, lo cierto es que tal circunstancia no se torna un impedimento para imputar el delito de homicidio agravado. Para ello tengo en cuenta los lineamientos del Superior Tribunal de Justicia presentados tanto en la causa Solano como en el caso Colque”, explicó el representante fiscal.

El abogado querellante que representa a la familia de Videla, Marcial Peralta, confirmó que llegaron los resultados sobre el análisis genético que se mandaron a realizar a Bariloche. En el cotejo de la sangre encontrada en el Chevrolet Vectra en el que Colicheo se llevó a Videla, con muestras de la hermana del empleado judicial, hay coincidencias que permiten acusar al mecánico por homicidio.

La jueza de Garantías interviniente acordó la reformulación de cargos y el delito que se le imputa ahora a Colicheo es de “homicidio criminis causa” (asesinato que se comete para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito), además de “portación de arma de fuego de uso de guerra sin la debida autorización legal, privación de la libertad agravada, homicidio en grado de tentativa y , ambos agravados por el uso de arma de fuego, todo en concurso real”.

Para Peralta, la desaparición de Videla en Viedma estuvo ligada al arreglo del auto que el empleado judicial le había dado a Colicheo y hasta incluso le había pagado. Como no podía repararlo y menos devolver el dinero, tomó la decisión dehacerlo desaparecer durante la madrugada del 4 de marzo. El auto del judicial, un Chevrolet Vectra apareció a pocos metros de la vivienda donde lo secuestro, en su interior había manchas de sangre, un proyectil en el parante y se encontraron los anteojos que usaba permanentemente la víctima. 

Actualmente Colicheo se encuentra detenido en Viedma, ya que también fue acusado de asesinar a Claudia Camuz, encontrada enterrada en un campo de Casa de Piedra el mismo día que se lo buscaba por la desaparición de Videla. Precisamente el padre de Camuz es un conocido preso que cumple condena en la cárcel de Roca, y temían algún tipo de represalías hacia el mecánico. El arma utilizada para ultimarla es la misma pistola 9 milímetros con la que se disparó el proyectil encontrado en el Vectra.

 

Gentileza mejorinformado

Top