Para que no lo atrape la policía, se arrojó al canal de riego

Un joven de 20 años se arrojó a las aguas del canal principal de riego esta madrugada, cuando se vio rodeado por efectivos policiales quienes lo venían siguiendo tras concretar un robo en un local de telefonía celular ubicado en la zona céntrica.

Según trascendió, todo ocurrió minutos antes de la 1:30 cuando el sospechoso forzó la puerta del local que la empresa Claro tienen en calle Tucumán y Sarmiento, en la zona céntrica de Roca.

Con el seguimiento a través del sistema de cámaras, lograron ubicar al sospechoso que a toda carrera se dirigía por calle Sarmiento, en dirección a la zona norte.

Al llegar a Gadano comenzó a correr por la pasarela -ubicada sobre Belgrano- y al verse rodeado por los policías se arrojó a las aguas del canal principal de riego. Previamente, en la corrida, había arrojado los elementos sustraídos del local de telefonía celular.

«Temíamos que se ahogara porque a los pocos metros está la usina. En el tramo que nadaba el personal de la policía lo fue convenciendo para que salga antes de que el hecho tuviera un desenlace más grave todavía para él«, señalaron fuentes policiales.

Lo cierto es que finalmente el joven llegó nadando hasta la orilla y decidió salir por sus propios medios. Los policías lograron recuperar buena parte de los artículos que había robado del interior del local comercial.

El sospechoso se encuentra detenido en la Comisaría Tercera, a disposición de la Justicia.

(Gentileza lacomuna)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba