Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Premios Nobel preocupados por el futuro de la ciencia argentina

Premios Nobel preocupados por el futuro de la ciencia argentina

La ciencia argentina se encuentra en riesgo debido a recortes de financiamiento y al congelamiento del presupuesto de universidades. La grave situación ha llevado a 68 ganadores del Premio Nobel a enviar una carta a Javier Milei, expresando su preocupación por el futuro de la ciencia en el país.

En el documento, también dirigido al jefe de Gabinete Nicolás Posse y al director del Conicet Daniel Salamone, los prestigiosos científicos internacionales alertan sobre las consecuencias que esta situación podría tener tanto para el pueblo argentino como para el mundo.

En medio de la eliminación del Ministerio de Ciencia y Tecnología y el despido de empleados administrativos del Conicet y otros institutos del país, temen que Argentina esté abandonando a sus científicos, estudiantes y futuros líderes en ciencia.

“Devaluar y/o cancelar la ciencia argentina sería un grave error”, manifiesta la carta. Los científicos advierten que sin una inversión adecuada en ciencia y tecnología, Argentina caerá en el desamparo y la vulnerabilidad, quedando rezagada en el desarrollo de su propia tecnología.

Los Premios Nobel reconocen el valor de la ciencia argentina y sus contribuciones transformadoras. Destacan que Argentina es el único país de la región que ha desarrollado su propia vacuna contra el Covid-19 y ha construido y lanzado satélites.

Además, mencionan que sin la ciencia y los científicos argentinos, causas y tratamientos de enfermedades como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares habrían seguido siendo un misterio. También resaltan la importancia del conocimiento y la tecnología que permite a un país alimentar a su población y conocer la historia geográfica y biológica del territorio.

Ante esta situación crítica, los Premios Nobel instan al Presidente a restablecer los presupuestos en el sector científico y tecnológico, así como también a evitar la destrucción del sistema científico argentino que ha llevado años en construirse y requeriría muchos más para ser reconstruido.

El recorte de financiamiento al Conicet y el congelamiento del presupuesto de universidades ha generado alerta no solo entre los científicos, sino también en las propias instituciones académicas. En el caso del Conicet, se ha reducido el número de becas a investigadores, afectando negativamente a la comunidad científica.

En el ámbito universitario, el Ministerio de Capital Humano detuvo la creación de cinco nuevas universidades nacionales, lo cual es un retroceso en el desarrollo educativo del país. Asimismo, el Gobierno nacional ha decidido mantener las partidas del presupuesto, a pesar de la alta inflación que ha deteriorado las posibilidades de las universidades nacionales.

Ante esta profunda crisis salarial y presupuestaria, el Frente Sindical de las Universidades Nacionales ha convocado a un paro por 24 horas para el 14 de marzo, exigiendo la urgente convocatoria a paritarias libres.

La ciencia argentina enfrenta un futuro incierto debido a los recortes financieros y la falta de inversión en el sector. La preocupación de los Premios Nobel refleja la importancia de mantener y fortalecer la ciencia en el país para seguir haciendo contribuciones significativas a nivel nacional e internacional.


Ir arriba