Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Problemas de tiempo afectan matrimonio de Sol Pérez

Problemas de tiempo afectan matrimonio de Sol Pérez

A solo tres meses de su matrimonio, la reconocida panelista Sol Pérez reveló los problemas que está atravesando en su relación con Guido Mazzoni debido a la falta de tiempo que puede dedicarle. La joven, quien actualmente se encuentra en una creciente demanda laboral y está finalizando sus estudios en abogacía, lamenta no poder brindar la atención necesaria a su esposo.

El comienzo del año ha sido sumamente agitado para Sol Pérez, ya que ha recibido numerosas ofertas de trabajo y debe compaginar sus labores con sus estudios universitarios. Esto ha provocado que Mazzoni quede en segundo plano, sin poder disfrutar de tiempo de calidad junto a su pareja.

Pérez comienza el día temprano con su programa «La casa», que se emite por la mañana. Luego, dedica gran parte de su tiempo al programa de televisión «Gran Hermano», participando en el debate nocturno. Además, se encuentra en la recta final de su carrera en abogacía, lo cual le demanda una atención adicional. Todo esto, sumado a los compromisos que la panelista debe cumplir fuera de ellos, dificulta su disponibilidad para compartir con Guido.

La misma Pérez reconoce que se encuentra alejada momentáneamente de su esposo, pero destaca el apoyo que él le brinda en todo momento. «Fue el primero que me impulsó a hacer este proyecto», señala Sol, haciendo referencia a la carrera de abogacía. «Él me dijo que tenía que confiar en mí porque me podía mostrar desde otra faceta menos acartonada».

Sin embargo, a pesar de esta fortaleza en su relación, Pérez reconoce que el tiempo que pueden pasar juntos se ha visto disminuido. «Ni lo veo», confiesa Sol cuando le preguntan sobre cómo divide su tiempo entre su trabajo y su esposo. «Hoy salí de casa a la mañana, nos cruzamos unos segundos, y ya no lo vi en todo el día».

A pesar de esta situación, Pérez es optimista y afirma que es algo temporal, esperando que pronto su ajetreado calendario le permita tener más tiempo para compartir con su esposo. «Cuando termine de estudiar, que espero que falte poco, vamos a tener tiempo de compartir el desayuno juntos o entrenar los dos. Ahora ni estoy entrenando», comenta.

La panelista reconoce la importancia de contar con un esposo comprensivo y dispuesto a sobrellevar los retos momentáneos que implica su carrera y estudio. «Mi marido es perfecto. Que me banque en cada cosa que hago, cuando no me queda tiempo para dedicarle al vínculo o a la casa. Eso no lo hace cualquiera. Entiende que es un momento que va a pasar», concluye Sol Pérez, destacando la importancia de mantener una perspectiva de futuro en su relación.


Ir arriba