Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Quién es el marido de Marlene, sospechoso de su desaparición

Quién es el marido de Marlene, sospechoso de su desaparición:

Marlene Graciela Robledo era víctima de violencia de género. Se quería separar pero no se animaba. Estaba amenazada de muerte. La familia conocía muy bien a su marido, aunque aseguran no sabían que la golpeaba y que le había dicho que la mataría en caso de que lo deje. Mientras, la Justicia puso en marcha el protocolo de búsqueda, aún no se sabe nada de su paradero, a tres días de su desaparición.

Robledo, de 30 años, salió de su casa en Chacramonte y le dijo a sus hijos que iría a cenar con una amiga, por el día de la Mujer. Sin embargo la chica que debía acompañarla negó cualquier encuentro. Además, cerca de las 3 de la mañana del miércoles, le envió un mensaje a su padre en el que confesó que tenía miedo de volver a su casa, pero que debía hacerlo por los chicos.

Marlene es madre de tres niños, de 12, 7 y 3 años. Su marido es conocido, no sólo por el parentesco con una familia narco. Se trata de Héctor Omar “Peto” Etchegaray, condenado a 13 años y seis meses por un crimen ocurrido en barrio Nuevo y que desde el 2 de marzo está fugado de la Justicia, cuando rompió la tobillera electrónica con el que controlaban sus movimientos.

No es la primera vez que Etchegaray logra evadir los controles y fugarse. En 2014, se mantuvo al margen de la ley hasta que fue apresado en una casa del barrio Central, hasta donde llegó el grupo especial COER, tras una denuncia anónima que daba cuenta de la presencia de un evadido en esa vivienda.

Peto, padre de los tres hijos de Marlene, comenzó a cumplir condena poco después de que se lo declarara coautor del crimen de Horacio Mariano Sandoval, un hombre de 36 años que intentó defender a su hija de 13 del acoso de un joven de 15, hermano menor de Etchegaray. El adolescente lo amenazó de muerte y poco después llegó en una moto junto con su hermano de 18.

Según los datos que se conocieron en el juicio, el menor sacó un arma y le apuntó, mientras que el hermano lo alentaba. La viuda de Sandoval declaró que Peto le gritaba “¿Ese es el que se te hace el malo? ¡Tirále, no seas boludo!” La víctima murió mientras esperaba la ambulancia en su casa como consecuencia del disparo que recibió a la altura del cuello. Unos días después los hermanos fueron detenidos y el mayor fue alojado en  la ex Alcaidía.

Tras la fuga de 2014 y la recaptura, Etchegaray cumplió con los distintos requisitos y hace unos meses fue beneficiado con prisión domiciliaria. Además, para que la Justicia tenga control sobre sus movimientos, le colocaron una tobillera electrónica. Sin embargo el miércoles de la semana pasada el dispositivo comenzó a emitir una alarma porque había sido cortado. Desde ese día Etchegaray permanece prófugo de la Justicia.

Casi una semana después, la que desapareció fue su esposa, la madre de sus tres hijos, que quedaron al cuidado de los abuelos paternos. Por los dichos de la familia, que reclamó ayer en la Ciudad Judicial de Roca y luego por la tarde cortó la ruta 22 a la altura de J.J.Gómez, no estaban al tanto de episodios de violencia hacia su hija, hasta que no regresó más a su casa.

También se especula que Etchegaray tenga cautiva a su esposa y que ambos estén escondidos en algún aguantadero de la zona norte de Roca o de otra ciudad cercana, teniendo en cuenta que el auto en el que se habría fugado Peto apareció en el barrio Colonizadora del Sur, en Allen.

Gentileza mejorinformado

Ir arriba