Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Recorrerá 3.500 km en silla de ruedas para sensibilizar sobre la accesibilidad

Recorrerá 3.500 km en silla de ruedas para sensibilizar sobre la accesibilidad:

El atleta paralímpico Aníbal “Coco” Urbano inició una travesía de 3.500 kilómetros en su silla de ruedas con la única finalidad de sensibilizar sobre la importancia de brindar accesibilidad a las personas con discapacidad y dotar de herramientas que permitan una mayor integración. En esta oportunidad, unirá El Calafate con Mar del Plata bajo el lema “Una vereda al mar”, ya que su objetivo en el destino es pedirle a las autoridades un acceso a la playa.

Urbano ya partió desde El Calafate y en su marcha (que incluye etapas diarias de 100 kilómetros), cuenta con el apoyo logístico de las filiales de Estudiantes de La Plata. En la región, están organizados en las peñas Altos del Valle, de General Roca; Pinchas del Valle, de Neuquén; y Mariano Andújar, de Bariloche. El atleta también comparte la pasión por los “pinchas” platenses.

Gabriel Sora, uno de los referentes de la peña local, estimó que Urbano y su equipo de apoyo llegarán a General Roca el martes próximo, oportunidad en que se reunirá con autoridades locales en el Concejo Deliberante.

“El objetivo es realizar etapas de 100/120 kilometros diarios. Claro que depende del clima, porque el viento te desestabiliza o te quiere sacar del camino; del cansancio previo; o de los caminos que a veces tienen muchas subidas”, explicó el atleta.

El deportista de alto rendimiento explicó que “recorreremos unos 100 km por día, pasando por ciudades dejando nuestro testimonio y regalos que la Municipalidad brindó para cada comunidad. Esto lo hacemos como una propuesta de “balnearios accesibles”.

Y resaltó.  “Yo puedo hacer 3500 kilómetros en silla de ruedas y tal vez vos, podés hacerme una vereda al mar. Esa es nuestra propuesta a los intendentes”.

Esta será la octava “Travesía de la Integración” que realizará el atleta marplatense. La historia comenzó en 1994, cuando unió Canadá-Alaska (1.000 kilómetros. Y continuó con las marchas La Quiaca-Mar del Plata (3.000 km. en 1995), Viña del Mar-Mar del Plata (3.100 km. en 1996), Mar del Plata-San Pablo (1998), por 37 municipios bonaerenses (3.000 km. en 1999), Antártida Argentina-Mar del Plata (4.200 km. en 2001) y la de Cataratas del Iguazú-Mar del Plata en 2017.

En el trayecto, Urbano aprovecha para sembrar conciencia sobre la importancia de la integración y de que se vayan eliminando las “barreras urbanas” que impiden la accesibilidad de las personas que tienen algún tipo de discapacidad. “En el camino veo que falta de todo, falta estructura, faltan rampas; pero también veo que sobra voluntad de integrar y eso da esperanzas”, contó. Y su esperanza es que “todos puedan entrar a un teatro, a la municipalidad, al balneario, sin inconvenientes”.

Gentileza anr

Ir arriba