Resistieron un año difícil y el 2021 llegó con el desafío de subsistir

Resistieron un año difícil y el 2021 llegó con el desafío de subsistir

Temerosos ante la sola posibilidad de restricciones que afecten nuevamente su economía, los comerciantes y rubros de servicios cerraron el 2020 sin esperanzas ante el nuevo año que empieza, sin freno a la pandemia.

Gimnasios, salones, negocios y peluquerías llegaron a fin de año con saldo negativo. No podrían soportar otro cierre y sostienen que no hay más vías para “reinventarse”.

LA COMUNA consultó a referentes de distintos emprendedores con más de diez décadas de trayectoria en la ciudad sobre cómo terminó el 2020 en ventas y cuáles fueron las claves para atravesar la pandemia. En general, pudieron sobrevivir a los primeros meses de cierres, pero una vez que reactivaron primó una caída en los ingresos, que algunos estiman fue entre el 20 y el 30% interanual.

Susana Yurcich, referente del grupo de comerciantes de la Cámara de Comercio de Roca (CAIC) brindó un análisis de la situación actual. “Diciembre fue un mes bueno en ventas, en las fiestas nos fue bien”, aseguró, aunque no alcanzó para recuperar el año. “Veníamos de un noviembre parado”, agregó. “Lo atribuimos a que mucha gente no se fue y no se va a ir de viaje y los aguinaldos”, comentó y por eso deciden gastar localmente. Hoy salir de turista implica costos muy altos para una familia y así como también implica riesgos.

Sería bueno que las autoridades se den cuenta de la cantidad de negocios que están cerrando y los que están pensando en hacerlo”
Susana Yurcich, referente de comerciantes CAIC

“Somos gente que vive de trabajar, al igual que nuestros empleados. Han habido casos en los que en plena fase 1 en los que juntamos alimentos para colegas que no tenían para comer”, sumó su testimonio Georgina, dueña de una zapatería céntrica de Roca. Contó que las ventas cayeron alrededor un 30% en valor real, en relación al mismo período año anterior.

Más allá de las cuestiones personales la situación es grave y no podríamos soportar otro cierre”
Georgina, dueña de zapatería céntrica

Myriam Carcamo, referente de peluqueros en CAIC, comentó que en su caso, que tiene academia de peluquería, no pudo dar clases y por eso perdió cerca del 50% de sus ingresos.

Para este año el desafío es subsistir, poder pagar los impuestos, el sueldo, los viajantes. Sin ningún proyecto”
Myriam Carcamo, referente de peluqueros CAIC

La referente de salones de eventos, Fernanda Schmidt, dijo que fue uno de los rubros más castigados, ya que fue el primero en cerrar y el último en abrir por la emergencia sanitaria. A pocos días de retomar las labores, con los protocolos vigentes, su sector no se ha movido porque no hay eventos, solo “clandestinos”, comentó. Entre un 85 y 90 % del rubro no ha tenido un solo evento.

Si bien estamos autorizados a abrir desde diciembre, el 85 y 90% del rubro no ha tenido un solo evento”
Fernanda Schmidt, referente salones de eventos

“El año a nivel de ventas (2020) inició muy bien para todos y era muy prometedor pero el 15 de marzo se terminó la historia”, dijo. Gran parte “tuvo que reinventarse en la medida en que pudieron para sobrevivir y otros han bajado la persiana (…) el que pudo inventó algo para poder asegurarse el plato de comida”, contó la mujer.

Desde los gimnasios nucleados en CAIC, Yanina Ferroni, habló por sus colegas y comentó que cerraron el 2020 un 40% por debajo de la estadística de años anteriores. “La mayoría de los gimnasios tuvimos que acudir a las clases virtuales, alquilar nuestros elementos de trabajo, apelar a la buena voluntad de los propietarios de nuestros salones para poder pagar una parte acumulando deuda”, comentó.

Esperamos poder seguir trabajando. Está comprobado que siguiendo al pie de la letra el protocolo, no somos lugar de contagio”
Yanina Ferroni, referente de gimnasios Caic

“No es el momento de hablar de balances en cuanto al cierre de ventas anual en este contexto de supervivencia”, dijo German Van Den Braber, comerciante hace más de 20 años en Roca y actual dueño de una regalería. Dijo que para el, el saldo será negativo mientras haya colegas que no puedan reabrir sus puertas.

Teniendo en cuenta que muchísimos colegas aun no han podido reabrir sus puertas, el saldo fue, es y será negativo”
Germán Van Den Braber, comerciante rubro regalería

“Para el 2021 es casi imposible proyectar”, es la idea que trasmitieron en general y el solo hecho de hablar de nuevas restricciones, genera pánico.

“Si nos hacen cerrar tenemos que empezar a pensar todos otra vez de que vamos a reinventarnos”, dijo Yurcich y muchos acuerdan en que ya no hay más vías para hacerlo. Por eso piden más ayuda a las autoridades de la mano de subsidios no reintegrables y medidas sostenidas en el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba