Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Río Negro declara emergencia ganadera

Río Negro declara emergencia ganadera

El Ministerio de Producción y Agroindustria de Río Negro declaró emergencia ganadera en la provincia.

En una reunión en Buenos Aires, se presentaron los argumentos y datos técnicos que respaldan la situación de sequía que está afectando a la zona noreste y norte de la provincia de Río Negro, y que se está expandiendo hacia el centro.

Esta medida busca dar respuesta a los daños y perjuicios que está sufriendo la actividad ganadera bovina, ovina y caprina debido a la falta de lluvias.

Mientras algunas zonas han experimentado desbordes de ríos y lluvias por encima de lo normal, otras atraviesan una sequía que se prolonga desde hace seis o siete meses.

La Declaración de Emergencia y/o Desastre Agropecuario en Río Negro contempla a los departamentos Adolfo Alsina, Avellaneda, Conesa, El Cuy, General Roca y Pichimahuida.

Tras la presentación realizada por el equipo técnico de la Dirección Nacional de Emergencia Agropecuaria, la Comisión Nacional de Emergencia y Desastres Agropecuarios  se resolvió avanzar con el proceso para la declaración de emergencia a nivel nacional, reconociendo el impacto de la sequía en la provincia de Río Negro.

El ministro de Producción y Agroindustria de la pronvincia Carlos Banacloy explicó «es importante continuar trabajando diagramando, proyectando y planificando la convivencia de todos los esquemas productivos.  El cambio climático, vino para quedarse y es importante trabajar de forma prospectiva y preventiva para mitigar daños”.

La reunión fue presidida por el jefe de Gabinete, Ariel Martín, y por el director nacional de Riesgo y Emergencia Agropecuaria, Fabián Jarás.  En el transcurso de la reunión se dio tratamiento a la presentación realizada por Río Negro, en el marco del decreto N° 842/2023 del 19 de julio, donde se reconoce el estado de emergencia y/o desastre agropecuario.

El secretario de Ganadería de Río Negro, Norberto Tabaré Bassi, destacó el trabajo en conjunto con la secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, así como el rápido tratamiento que se le ha dado a la presentación realizada por la provincia.

Esta medida busca garantizar la sustentabilidad y continuidad de un sector fundamental para la economía provincial.

La declaración de emergencia ganadera por sequía es un primer paso para atender las necesidades urgentes de los productores y promover acciones que permitan mitigar los efectos de la falta de agua en la actividad ganadera.

Las gestiones administrativas a nivel nacional y la articulación entre los distintos organismos serán clave para implementar las medidas y recursos necesarios que permitan enfrentar la emergencia y brindar apoyo a los productores afectados.

En resumen:



Gentileza anr
Ir arriba