Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Riquísima y económica: receta de torta de ricota sin harina

Riquísima y económica: receta de torta de ricota sin harina

La tarta de ricota es un verdadero clásico en nuestro país, pero ¿qué tal si te contamos de una versión saludable y sin culpas? Aunque su origen sea italiano, esta receta ha sido reversionada en Argentina adaptándose a los productos típicos y gustos locales. 

En esta oportunidad, te compartimos una alternativa que no lleva harina ni azúcar, perfecta para aquellos que buscan cuidar su alimentación sin renunciar al sabor. Además, lo mejor de todo es que se puede hacer en pocos minutos con ingredientes que seguro tenés en casa. 

 

 

Ingredientes necesarios para la Tarta de Ricota

500 gramos de ricota magra.
3 huevos.
Esencia de vainilla.
Ralladura de limón. 
2 cucharadas de almidón de maíz (se puede reemplazar con harina de almendras, avena tipo instantánea o coco rallado). 
2 cucharadas de estevia o el edulcorante que uses.
Frutas secas (opcional).

 

Paso a paso

-En un recipiente amplio y profundo, colocar la ricota y desarmar con una cuchara de manera tal que quede como una «arena» que facilitara la mezcla con los demás productos que se usaran a lo largo de la receta. 
-Sumar los 3 huevos, que deben estar previamente batidos, un chorro abundante de esencia de vainilla, la ralladura de más o menos un limón para que tenga mucho sabor y el edulcorante. En este caso, lo ideal es que uses tipo líquido, pero si tenés en polvo, considera que tendrás que usar un poco más de la cantidad mencionada. 
-Procesar o licuar toda la mezcla obtenida en el paso anterior hasta que sé conforme una crema espesa. Cuando logres esta consistencia, agregar las dos cucharadas de almidón de maíz y los frutos secos (si bien le queda bien cualquier tipo, una gran opción es ponerle pasas de uva y las nueces que le dan un toque muy especial) y mezclar para integrar. 
-Cuando todo conforme una misma preparación, volcarla en un molde apto para horno, él cuál debe estar «pintado» con una fina capa de manteca, aceite o fritolin para que no se pegue durante la cocción, y cocinar en horno moderado hasta que la parte superior esté dorada.
-Tras sacar del fuego, dejar enfriar y decorar, si le querés dar un toque dulzón, con una leve lluvia de azúcar impalpable, dulce de leche, mermelada o unas ricas frutas de estación cortadas en láminas finas. 


Ir arriba