Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Robo de cables: En diez días Edersa perdió $ 3 millones y este año aumentaron un 250% los delitos

Robo de cables: En diez días Edersa perdió $ 3 millones y este año aumentaron un 250% los delitos:

En la última semana se han registrado al menos 10 robos de cableado de los tendidos de media y baja tensión, lo que traducido en números significa una pérdida económica para Edersa que llega a los 3 millones de pesos. Además, desde diciembre de 2020 a la fecha aumentaron en un 250 por ciento este tipo de hechos.

La seguridad pública tanto de los usuarios como de los delincuentes es una de las principales preocupaciones de Edersa y sus operarios señalan el riesgo permanente que corren quienes cortan el cableado para robarlo.

Además, cada uno de estos hechos ha afectado a usuarios de Cervantes y Roca, ya que generaron cortes de energía prolongados. 

“El perjuicio para la distribuidora, sólo por esos episodios, asciende a más de 3 millones de pesos”, señalaron.
El último hecho ocurrió el lunes en Cervantes, cuando delincuentes cortaron un cable de media tensión y dejaron sin servicio a decenas de usuarios de la zona rural entre Roca y la vecina ciudad Cervantes, sobre ruta Nacional 22.

Los delincuentes se llevaron 150 metros de red de media tensión, y las cuadrillas de Edersa trabajaron durante varias horas para reparar los daños y restablecer el servicio.
Además del perjuicio financiero, en la distribuidora existe preocupación por los métodos utilizados para concretar los robos y el riesgo implícito para la vida de quienes los cometen. Por ejemplo, en uno de los delitos de esta semana, se detectó un “recierre positivo en esa zona”, quiere decir que cortaron el cable energizado con 13.200 volts en la línea.

“No entendemos cómo lo hacen, qué metodología utilizan, pero creemos que posiblemente en alguno de estos hechos se hayan registrado lesionados”, explicó el ingeniero Leonardo Mauritsh de Edersa. 
Otra particularidad de los últimos hechos es que ya no ocurren solo en zona rural, como a principios de año y desde mediados de 2021 el problema aumentó y se trasladó a zonas urbanas.

“En junio tuvimos que intervenir en un promedio de tres robos por semana. Y comenzamos a ver cada vez más casos en los cascos urbanos”, indicó Mauritsh.
“Los robos de cables en baja tensión aumentaron en las últimas semanas hasta un 120%, pero es aún más preocupante en media tensión, dado que registramos hasta un 250% más de estos hechos. La problemática es enorme, por la seguridad de las personas, por los inconvenientes que generan al cortar el servicio, porque las reposiciones de cable llevan un enorme trabajo, de horas y horas, y por el perjuicio económico”, agregó el ingeniero. (un medio local)

 

 

 

Gentileza anr

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Ir arriba