Usted esta aquí
Home > Regionales >

Roturas, anuncios de arreglos y cuatro días sin agua

Roturas, anuncios de arreglos y cuatro días sin agua:

Roca cumplió su cuarto día sin agua. Si bien el servicio regresó por algunas horas, las roturas en el mismo acueducto se repiten y obliga a nuevas reparaciones que generan nuevos cortes y no le da abasto al sistema a llevar el líquido a todas las viviendas de la ciudad. Desde el gobierno provincial intentan llevar tranquilidad ante la bronca de los vecinos y explicar lo que pasa, ante el silencio llamativo del municipio que suele aprovechar cualquier circunstancia para apuntar contra la gestión de Arabela Carreras.

El acueducto de calle Tres Arroyos, entre Belgrano e Italia, en el barrio Quintu Panal, a apenas unas cuadras del estadio Luis Maiolino, se debía reparar. El pasado sábado la empresa provincial Aguas Rionegrinas decidió cortar el servicio para hacerlo, sin embargo pocas horas después de ese arregló todo se agravó. En cuestión de minutos las calles se transformaron en ríos y los vecinos temían porque se inunden sus viviendas de agua potable.

ARSA inició una nueva reparación durante toda la noche del sábado y se extendió hasta la tarde del domingo. A esta altura las reservas de los tanques domiciliarios se habían acabado y la pregunta común era ¿cuándo vuelve el agua? Oficialmente el servicio se restableció esa tarde, sin embargo sólo fue en algunos sectores. Las partes altas de la ciudad nunca tuvieron la presión suficiente, por lo que las cañerías continuaban vacías cuando el lunes por la mañana se conoció de una nueva rotura en el mismo acueducto, en el mismo lugar.

La reparación de ese momento no aguantó demasiado, ya que hoy por la mañana se anunció un nuevo corte por un desperfecto en el acueducto en el mismo lugar de las veces anteriores. 

Después de cuatro días sin agua, las explicaciones que intentan dar los funcionarios provinciales no calman el ánimo de los vecinos que deben pasar una vez más por esta situación que se extiende por varios días. La historia se repite. Hace un par de años, ARSA había anunciado el corta total por el recambio del principal acueducto de la ciudad en la calle Güemes que demoraría un día. Sin embargo fueron 96 horas.

El ministro de Obras y Servicios Públicos, Carlos Valeri intentó explicar en distintos medios que el inconveniente se produjo en el empalme de dos caños que forman parte de uno de los acueductos principales: “Todo se inició con una obra programada que se realizó el sábado, por una pérdida en uno de los acueductos principales que abastece a toda la zona sur de Roca”. 

Técnicamente, había que unir dos caños muy viejos de fibra y de asbesto cemento, y “la reducción de diámetros y el cambio de materiales provocó el problema. Se hizo el arreglo y cuando se volvió a llenar el acueducto hubo inconvenientes. Por eso se encargó una pieza de fundición que se está haciendo en Villa Regina”, sostuvo.

Desde la empresa no se animaron a brindar un horario tentativo de regreso del agua, aunque anunciaron que “a colocación de la pieza nos demandará toda la noche”.

Aunque desde el municipio se mantienen en silencio y fue el legislador y candidato a Diputado Nacional por el Frente de Todos, José Luis Berros el que tomó  la posta. Apuntó contra la gestión de Arabela Carreras: “Gobernadora, basta de derrochar la plata de todos, basta de esos gastos superfluos, basta de mansiones, alojamiento en hoteles cinco estrellas, cortinados y televisores para sus oficinas. Invierta la plata para que sus ciudadanos y ciudadanas, sus vecinos y vecinas, puedan tener, al menos, los servicios básicos. Exigimos una solución urgente”.

Gentileza mejorinformado

Top