Usted esta aquí
Home > Regionales >

Saben quiénes son los boqueteros pero no los detuvieron

Luego de un intenso trabajo por parte de la Brigada de Investigaciones, que se complicó por demás por la ausencia de cámaras de seguridad en pleno centro, la Justicia logró dar con los integrantes de una banda de boqueteros que la semana pasada entró a una inmobiliaria y se llevó una pesada caja fuerte con dos millones de pesos.

El jueves pasado, durante la madrugada, delincuentes rompieron las rejas del patio trasero de una inmobiliaria de la calle Tucumán al 200 e ingresaron al local sin que el sistema de alarma se activara. Además de robar unos 200 mil pesos que había en una pequeña caja de seguridad destinado para el pago de alquileres a sus propietarios, los ladrones tuvieron el tiempo necesario y la tranquilidad para cargar una pesada caja fuerte y en la tranquilidad de la noche lograron cargarla a un vehículo y huyeron.

Si bien en un primer momento se informó sólo el robo del dinero que había en la pequeña caja de seguridad, con el pasar de los días se confirmó que además los delincuentes habían cargado una pesada caja en la que había alrededor de dos millones que correspondían a distintos negocios realizados desde el comercio. La Policía probó que luego de salir de la inmobiliaria, los boqueteros huyeron en dos vehículos y en uno de ellos acomodaron la caja fuerte de acero.

Se supo también que entre el faltante denunciado por los dueños de la inmobiliaria Roberto Fernández, se encontraba un CPU que sería el server de las cámaras de vigilancia, por lo que no hay filmaciones de los boqueteros dentro del local. Tampoco la Policía pudo recurrir al promocionado sistema de videovigilancia del 911 Emergencia que se puso en marcha en la gestión del gobernador Alberto Weretilneck, ya que las instaladas en el sector no funcionan.

De todas maneras la Brigada de Investigaciones logró identificar a los delincuentes. Para hacerlo debió recurrir a la colaboración de los vecinos que si tienen cámaras para proteger sus comercios, como también fueron útiles las que tiene la sucursal del Banco Patagonia que está ubicada enfrente de la inmobiliaria.

De acuerdo a lo que trascendió de manera extraoficial, los boqueteros son conocidos en el ambiente delictivo y tienen condenas por hechos similares que ya fueron purgadas. Lo extraño es que con toda la prueba recabada, la fiscalía sólo dispuso notificarlos del hecho que se investiga y no se pidió la detención.

Se supo también que durante el fin de semana se hicieron allanamiento en distintos domicilios para tratar de dar con la caja de seguridad y con el dinero.

 

Gentileza mejorinformado

Top