Usted esta aquí
Home > Regionales >

Seguirá en prisión el sospechoso de matar al expolicía

El juez de Garantías Gustavo Quelín dispuso que Andrés Estrada (36) siga en prisión hasta tanto se complete la investigación que impulsa el Ministerio Público Fiscal por el asesinato del expolicía Sergio Navarrete, ocurrido el 4 de diciembre en medio de un intento de robo.

Te puede interesar: Pidieron declarar culpable al exprofesor de básquet acusado de abuso

Pasadas las 13 comenzó la audiencia de formulación de cargos donde el Fiscal Luciano Garrido -a cargo de la investigación- relató los hechos y ubicó a Estrada en el lugar donde ocurrió el asesinato de Navarrete, quien había sido contratado como sereno para cuidar una obra en construcción.

Esa noche, según el fiscal, Estrada habría ingresado a la obra ubicada en el barrio Entre Aguas III, y allí se habría generado un cruce de disparos que terminó con la vida del expolicía quien murió tras recibir una herida de bala en una pierna que le perforó la arteria. A los pocos minutos, murió desangrado.

Te puede interesar: Roca: médicos piden al Ipross que pague el aumento y la deuda

Para el fiscal, existen sobradas pruebas de la participación de Estrada a partir de las pruebas recogidas por el personal de Criminalística de la policía. Es por eso que le imputó el delito de «homicidio en ocasión de robo en calidad de coautor», que establece una pena mínima de 10 años de prisión.

También le pidió al juez que el imputado permanezca en prisión por un período de cuatro meses, teniendo en cuenta que existe la posibilidad concreta de que esta persona se de a la fuga.

Te puede interesar: Los egresados de la ESRN 16 tuvieron un emotivo acto y dejaron su huella

Cabe recordar que el sujeto fue detenido el martes en el edificio de tribunales cuando fue identificado por un funcionario judicial. Según explicó Garrido en una entrevista concedida esta mañana, el sospechoso fue a pedir el asesoramiento de un defensor público cuando fue reconocido y posteriormente detenido.

El fiscal también confirmó que el imputado presentaba una herida de arma de fuego con orificio de entrada y de salida. «No se entregó, en realidad lo detuvieron cuando estaba buscando un defensor», dijo Garrido al aclarar la situación del detenido.

El juez de Garantías dispuso que el sospechoso permanezca cuatro meses en prisión mientras se desarrolla la investigación. En ese plazo, el fiscal deberá reunir los elementos necesarios para llevarlo a juicio.

(Gentileza lacomuna)

Top