Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Siguen sumándose ciudades del Alto Valle en sanciones a conductores por ruidos molestos

Siguen sumándose ciudades del Alto Valle en sanciones a conductores por ruidos molestos

Los ruidos molestos provocados por todo tipo de vehículos, ya sea por caños de escapes o parlantes a todo volumen, que transiten por la vía pública en Campo Grande, comenzarán a ser controlados, multados y secuestrados los rodados que resulten implicados.

Así lo dispuso dicha localidad luego que el Concejo municipal sancionó por unanimidad la norma, en la que se trabajó para dar respuesta a años de reclamos de vecinos por “el excesivo ruido originado por motocicletas con escapes liberados y automóviles con parlantes con música a todo volumen, alterando la convivencia municipal”, se señala en los considerandos.

La ordenanza ya entró en vigencia y se ajusta a lo previsto por las leyes nacional de Tránsito y la provincial n° 1.550, que obligan a los vehículos a adecuarse “a los límites sobre emisión de contaminantes, ruidos y radiaciones parásitas”.

Los caños de escapes libres, sin atenuadores, o que emitan gases, los rodados en mal estado, cargas defectuosamente aseguradas en su traslado, aceleradas o frenadas bruscas sin justificación, calentar o probar motores a altas revoluciones, son algunas de las infracciones que regula la nueva ordenanza.

Los métodos de medición se basarán en normas IRAM específicas para ruidos molestos y se realizarán en lugar y horario a criterio de la autoridad de aplicación, si es necesario, se acudirá a la fuerza pública.

Para recuperar el rodado, el infractor deberá abonar la multa que corresponda más los cargos generados por el acarreo y guarda, solamente podrá retirarlo el titular y, si éste tiene domicilio en Campo Grande, no deberá adeudarle nada al municipio, además, deberá proveer el repuesto homologado, caño de escape habilitado u original y reemplazarlo en el lugar, a su exclusivo costo.

Las multas económicas, previstas en la ordenanza, se calcularán y ajustarán en base a “unidades” equivalentes, cada una, al valor de 20 litros de nafta súper de una estación de servicio específica.


Ir arriba