Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Simularon un allanamiento y robaron en una casa

“Policía de Río Negro, esto es un allanamiento”, gritó uno de los delincuentes mientras que entre todos derribaron la puerta de la vivienda. Con uniformes similares a los de la fuerza provincial y armas reglamentarias en sus manos, los cinco hombres se llevaron en pocos minutos una moto 200cc., un televisor led de 42 pulgadas y unos 6 mil pesos que el matrimonio mayor guardaba en un cajón.

Tan rápido como fue el robo, huyeron en dos autos sin dejar rastros o pistas sobre sus identidades. Este robo se da en medio de un pedido de informes realizado por diputados del Frente de Todos por la seguridad en Roca y en particular por el funcionamiento de las cámaras de seguridad colocadas hace años por la provincia y que fueron afectadas al 911 RN Emergencia, pero de las cuales sólo un 30% están en funcionamiento.

El hecho sucedió durante la tarde-noche del lunes, en una vivienda de Alsina al 2300, en el barrio San Martín. Hasta allí llegó un grupo de delincuentes que fingió realizar un allanamiento policial y generando gran confusión entre las víctimas que en todo momento vieron personas vestidas con uniformes policiales. En el relato que realizaron al hacer la denuncia, explicaron que tenían chalecos antibalas que decían “Policía de Río Negro” en la espalda, además de utilizar pistolas similares a las 9 milímetros reglamentarias.

Durante la jornada de ayer trabajó en el lugar la brigada de investigaciones de la Comisaría 3°, para tratar de obtener algún testimonio de vecinos, como también verificar las cámaras de seguridad de viviendas particulares y comercios de la zona, ya que las del sistema RN Emergencias no están funcionando. En la zona hay una estación de servicio, una distribuidora de bebidas y un importante supermercado mayorista que tiene sistema de video vigilancia en el perímetro y en el estacionamiento.

Hace tiempo que la Policía de Río Negro está detrás de bandas que cometen hechos vestidos de policía. Se cree que hay un mercado negro para comprar o alquilar indumentaria robada a personal en actividad y que luego son utilizados para cometer golpes. A principios de año, con pocos días de diferencia, hubo dos asaltos millonarios en la región con esta modalidad, a empleados de Pollolín le robaron 9 millones de pesos en un falso control policial, en tanto que en Roca a un ex detenido por robo de petróleo le robaron unos 8 millones de pesos, también simulando ser de la fuerza provincial.

Gentileza mejorinformado

Ir arriba