Usted esta aquí
Home > Regionales >

Su hijo necesita un audífono para poder escuchar y vende tortas fritas para comprarlo

Karen Onieva todas las semanas cocina tortas fritas y canelones para poder pagar el audífono que necesita su hijo Alan, de seis años. El nene de Roca es hipoacúsico y debe realizar un tratamiento previo para luego ser operado con un implante al través del cual recuperará la audición.

Este tratamiento se basa en la estimulación del oído por medio del uso de un audífono. Sin embargo, la madre está angustiada porque no pueden acceder a este aparato que necesita su hijo.

“El audífono cuesta unos $100 mil. Desde Salud Pública me dijeron que no tienen fondos para cubrirlo”, dijo preocupada.

Karen contó que el año pasado los médicos que tratan a Alan le recomendaron un implante para que recuperara la audición. Sin embargo, antes del procedimiento se debe estimular su oído durante tres meses con este audífono.

“Quiero una mejor vida para mi hijo, que pueda escuchar, por eso vendo tortas fritas, empanadas y canelones para juntar el dinero”, expresó.

La joven madre mencionó que el implante está garantizado, “se encarga la organización de hipoacúsicos de Buenos Aires, pero no tenemos el audífono para realizar el tratamiento”.

Alan vive con su hermana mayor de ocho años y otra de tres.

Nació con 28 semanas de gestación, estuvo entubado mucho tiempo y recibió muchos medicamentos porque estuvo en riesgo su vida, pero dejaron secuelas”, relató.

La madre detalló que las venas auditivas no se formaron bien y a los 11 meses se le declaró una hipoacusia al 100%, “no escucha nada, solo vibraciones, hay que golpear fuerte para que el sienta porque no escucha”.

A penas cumplió un año comenzó a asistir a la Escuela Especial 12 donde aprendió la lengua de señas junto a su madre.

“Se re maneja con la lengua de señas y se lleva muy bien con sus hermanitos”, contó.

Sin embargo, ella anhela que su hijo pueda escuchar para tener una mejor calidad de vida. “Cuanto antes pueda escuchar mejor, ahora que está en la escuela sería un gran cambio para él”, manifestó emocionada.

Las personas interesadas en ayudar pueden comunicarse al celular 2984 138821.

(Gentileza lacomuna)

Top