Usted esta aquí
Home > Alto Valle >

“Sumaron lo que no debían y ocultaron información”

“Sumaron lo que no debían y ocultaron información”:

“Este balance parece una obra del plano esotérico”, disparó el concejal Gabriel Arto en medio de la argumentación del voto negativo al balance municipal por parte del bloque de Juntos Somos Río Negro en el deliberante de Roca. El jefe de la bancada opositora, Gustavo Maida, reforzó asegurando que “el sistema informático del municipio tiene fallas y es vulnerable”.

Para sus cuestionamientos a la rendición de cuentas que hizo la intendenta María Emilia Soria, los representantes de JSRN tomaron como base el dictamen negativo sobre el balance que hizo Jorge Benítez, representante de la oposición en el Tribunal de Cuentas.

Benítez, en un duro documento, advierte que el municipio no tiene superávit, sino déficit, y que hay un ocultamiento sistemático de información: “A pesar de distintos reclamos realizados, no se ha actualizado el sistema (donde se comparten las resoluciones administrativas), ni tampoco han sido giradas en formato papel para su toma de conocimiento y control”.

Pero no solo hay fallas de sistema, también actos deliberados, porque según el documento de la oposición, “el Presidente del Tribunal de Cuentas, arrogándose una función de censor, directamente no transmite las comunicaciones que pretendo sean giradas a quienes corresponde”.

El concejal Arto les enrostró a los concejales del oficialismo varias irregularidades. Tal vez la más gruesa es que “en diciembre (de 2020), aparecen pagadas facturas de una adjudicación que se hizo en marzo de 2021”. Se preguntó: “¿Cómo sabían en diciembre quien iba a ganar una licitación en marzo?”.

Recordó que “acá nomás, en el municipio de Allen, está toda la información online, todas las resoluciones de la intendenta, pero en Roca no hay nada”. 

“Acá –agregó-, hasta modifican fechas de compra”, y alertó sobre la fragilidad del sistema. “El balance está mal, desprolijo, y raya la ilegalidad”, remató Arto.

Maida contó una anécdota para graficar el ocultamiento de la información: “El balance entro el 11 de junio, y cinco días después teníamos que tratarlo en comisión, y no mandaron copia digital. Solo una carpeta. Y cuando la fuimos a pedir, nos dijeron que teníamos que esperar”.

En cuando al resultado financiero, Benítez aclaró que “han tomado excedentes de ejercicios anteriores, como ingresos, y eso no corresponde”, y afirmó que -contrariamente al superávit anunciado por el Poder Ejecutivo local en conferencia de prensa-, “hay déficit financiero”, que es de 107 millones de pesos según el dictamen este miembro del Tribunal de Cuentas.

Se estima que el Ejecutivo municipal, “traspasó” unos 155 millones de pesos que eran excedentes acumulados de años anteriores, como recursos del año 2020. Vale recordar la intendenta Soria anunció en su momento un superávit de 27 millones de pesos.

 

(Gentileza mediosdelaire)

Top