Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Tensión en el Congreso: la Policía reprime a estatales que marchan contra los despidos

Tensión en el Congreso: la Policía reprime a estatales que marchan contra los despidos

En la tarde de hoy, una multitud de manifestantes se congregó en las inmediaciones del Congreso Nacional para expresar su descontento por la alarmante ola de despidos que afecta a los empleados públicos.

Lo que comenzó como una protesta pacífica frente al Cine Gaumont, donde recientemente se habían producido 200 despidos en el INCAA, se convirtió en otro triste ejemplo de la represión policial impuesta por Patricia Bullrich.

Siguiendo el llamado «protocolo anti-piquetes», un gran contingente de agentes pertenecientes a la Policía de la Ciudad y la Policía Federal se desplegaron en el lugar para cumplir órdenes del Gobierno.

En una actuación desmedida por parte de las autoridades, los manifestantes fueron desplazados de la calle y forzados a permanecer en la vereda de la Avenida Rivadavia, frente al anexo del Congreso. Sin embargo, en una maniobra sorprendente, los agentes se dirigieron hacia la vereda y cercaron a los manifestantes contra el edificio, impidiéndoles abandonar el lugar.

El clima de tensión llegó a su punto máximo cuando los policías abrieron un carril para que los manifestantes pudieran retirarse, pero en lugar de permitirles salir pacíficamente, varios agentes comenzaron a cargar con escudos, lanzando patadas y gases contra los ciudadanos. Mientras gritaban «paro general», los manifestantes luchaban por abandonar el lugar tan rápido como la Policía les permitía.


Ir arriba