Usted esta aquí
Inicio > Alto Valle >

TRABAJADORES DE VIALIDAD NACIONAL SE OPONEN AL TRASPASO DE RUTAS

TRABAJADORES DE VIALIDAD NACIONAL SE OPONEN AL TRASPASO DE RUTAS
TRABAJADORES DE VIALIDAD NACIONAL SE OPONEN AL TRASPASO DE RUTAS

La Asociación Gremial de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional expresó su malestar ante la posible provincialización de rutas nacionales.  Neuquén y Río Negro ya plantearon su intención de ocuparse de los corredores viales, pero desde el sindicato alertaron sobre las “desigualdades en las economías regionales” y los posibles despidos de más de 5.000 empleados.

Cabe recordar que los gobernadores de las provincias de Río Negro, Alberto Weretilneck, y de  Neuquén, Rolando Figueroa, enviaron una nota formal a la Dirección Nacional de Vialidad, donde destacaron “la crítica situación de las rutas nacionales que atraviesan sus territorios y solicitando medidas inmediatas para abordar esta problemática”.

“Las Rutas Nacionales N° 22, 151, 231 y 242 son vitales para el desarrollo económico, industrial, turístico y social de la región del Comahue, así como para la integración de ambas provincias. Sin embargo, el estado de abandono en el que se encuentran estas carreteras está generando graves consecuencias, tanto en términos humanos como económicos”, advirtieron los mandatarios. Es por ello que propusieron la transferencia de responsabilidades de mantenimiento y operación de estas rutas a las direcciones provinciales de Vialidad. 

Rechazo

A través de un comunicado de prensa, la Asociación Gremial de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional advirtió sobre los riesgos de la provincialización y criticó la respuesta de las autoridades nacionales. “El Jefe de Gabinete de la Nación, Nicolás Posse, expuso en un informe ante la Cámara de Senadores el 15 de mayo de 2024 que era factible transferir rutas u obras nacionales a las provincias y municipios, y que el tema estaba en estudio”.
“En el mismo sentido, el Administrador General de Vialidad Nacional, Raúl Bértola, expresó que ‘si el plan que presentan significa que Nación no tiene que poner plata, seguramente le vamos a dar vía libre a la propuesta de provincializar rutas nacionales’”, recordaron desde el sindicato.

Aseguraron que las expresiones son “irresponsables” y que “se sustentan básicamente en la decisión política del vaciamiento de Vialidad Nacional, lo que impide que este organismo realice tareas de rutina en la red vial a su cargo. Decisión que puede traer en el futuro consecuencias penales para sus mentores y ejecutores por los perjuicios que podrían generar a los usuarios”.
 
Red vial federal

En el texto, señalaron que “el diseño de la red primaria o troncal de caminos fue estudiada por la Dirección Nacional de Vialidad desde su constitución en la década del 30, teniendo en cuenta especialmente a los que unen las provincias y capitales entre sí, las ciudades importantes, los principales puertos navales y aéreos, las grandes zonas de producción y de consumo, los de vinculación internacional y los de enlace entre rutas troncales, por lo que resulta ser de gran valor estratégico para el desarrollo de nuestro país”.

Avanzar con la provincialización de las rutas nacionales, “en vez de garantizar los recursos que le permitan funcionar eficazmente, vulnera la esencia de la normativa vigente que dio origen a la Dirección Nacional de Vialidad”. Advirtieron que ello “trae como consecuencia inicial la desintegración de la red vial federal, y obviamente, la desaparición de la institución”.

“En estos tiempos en los que el ferrocarril ha perdido gran parte de su red por no estar operable desde la década del 90, que la línea de bandera Aerolíneas Argentinas decidió dejar prestar servicios en algunas regiones del país, el único medio de conectividad que garantiza llegar a cualquier punto de nuestro territorio es la red la red vial federal”, desarrollaron.

En ese marco, manifestaron que las rutas fueron construidas y mantenidas por Vialidad Nacional “con el objetivo de garantizar la conectividad, el transporte de bienes, personas y servicios en el todo el extenso territorio del país y estructura las redes de caminos provinciales”.

Según el gremio, la provincialización de las rutas nacionales “implicaría que cada provincia estructure las redes viales en sus territorios como les convenga, rompiendo la red federal según sus intereses y dependiendo de los recursos que dispongan, que en general son muy escasos o inexistentes.

Situación que se agrava en un contexto económico desfavorable y sin perspectivas de mejoras en esta coyuntura, generando así desigualdades en las economías regionales y por ende afectando a sus poblaciones”.
 

En resumen:
Resumen en español del contenido en 100 palabras

La Asociación Gremial de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional expresó su malestar ante la posible provincialización de rutas nacionales.  Neuquén y Río Negro ya plantearon su intención de ocuparse de los corredores viales, pero desde el sindicato alertaron sobre las “desigualdades en las economías regionales” y los posibles despidos de más de 5.000 empleados.

Cabe recordar que los gobernadores de las provincias de Río Negro, Alberto Weretilneck, y de  Neuquén, Rolando Figueroa, enviaron una nota formal a la Dirección Nacional de Vialidad, donde destacaron “la crítica situación de las rutas nacionales que atraviesan sus territorios y solicitando medidas inmediatas para abordar esta problemática”.

“Las Rutas Nacionales N° 22, 151, 231 y 242 son vitales para el desarrollo económico, industrial, turístico y social de la región del Comahue, así como para la integración de ambas provincias. Sin embargo, el estado de abandono en el que se encuentran estas carreteras está generando graves consecuencias, tanto en términos humanos como económicos”, advirtieron los mandatarios. Es por ello que propusieron la transferencia de responsabilidades de mantenimiento y operación de estas rutas a las direcciones provinciales de Vialidad. 

Rechazo

A través de un comunicado de prensa, la Asociación Gremial de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional advirtió sobre los riesgos de la provincialización y criticó la respuesta de las autoridades nacionales. “El Jefe de Gabinete de la Nación, Nicolás Posse, expuso en un informe ante la Cámara de Senadores el 15 de mayo de 2024 que era factible transferir rutas u obras nacionales a las provincias y municipios, y que el tema estaba en estudio”.
“En el mismo sentido, el Administrador General de Vialidad Nacional, Raúl Bértola, expresó que ‘si el plan que presentan significa que Nación no tiene que poner plata, seguramente le vamos a dar vía libre a la propuesta de provincializar rutas nacionales’”, recordaron desde el sindicato.

Aseguraron que las expresiones son “irresponsables” y que “se sustentan básicamente en la decisión política del vaciamiento de Vialidad Nacional, lo que impide que este organismo realice tareas de rutina en la red vial a su cargo. Decisión que puede traer en el futuro consecuencias penales para sus mentores y ejecutores por los perjuicios que podrían generar a los usuarios”.
 
Red vial federal

En el texto, señalaron que “el diseño de la red primaria o troncal de caminos fue estudiada por la Dirección Nacional de Vialidad desde su constitución en la década del 30, teniendo en cuenta especialmente a los que unen las provincias y capitales entre sí, las ciudades importantes, los principales puertos navales y aéreos, las grandes zonas de producción y de consumo, los de vinculación internacional y los de enlace entre rutas troncales, por lo que resulta ser de gran valor estratégico para el desarrollo de nuestro país”.

Avanzar con la provincialización de las rutas nacionales, “en vez de garantizar los recursos que le permitan funcionar eficazmente, vulnera la esencia de la normativa vigente que dio origen a la Dirección Nacional de Vialidad”. Advirtieron que ello “trae como consecuencia inicial la desintegración de la red vial federal, y obviamente, la desaparición de la institución”.

“En estos tiempos en los que el ferrocarril ha perdido gran parte de su red por no estar operable desde la década del 90, que la línea de bandera Aerolíneas Argentinas decidió dejar prestar servicios en algunas regiones del país, el único medio de conectividad que garantiza llegar a cualquier punto de nuestro territorio es la red la red vial federal”, desarrollaron.

En ese marco, manifestaron que las rutas fueron construidas y mantenidas por Vialidad Nacional “con el objetivo de garantizar la conectividad, el transporte de bienes, personas y servicios en el todo el extenso territorio del país y estructura las redes de caminos provinciales”.

Según el gremio, la provincialización de las rutas nacionales “implicaría que cada provincia estructure las redes viales en sus territorios como les convenga, rompiendo la red federal según sus intereses y dependiendo de los recursos que dispongan, que en general son muy escasos o inexistentes.

Situación que se agrava en un contexto económico desfavorable y sin perspectivas de mejoras en esta coyuntura, generando así desigualdades en las economías regionales y por ende afectando a sus poblaciones”.
 


(Gentileza mediosdelaire)
Ir arriba