Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Tras la muerte de una joven embarazada y su bebé hubo disturbios en la UTI del Hospital

Tras la muerte de una joven embarazada y su bebé hubo disturbios en la UTI del Hospital:

Una jornada difícil fue para familiares de la joven embarazada que falleció junto a su bebé, luego de horas de mucha tensión que vivieron por un cuadro médico muy complejo.

La chica de 17 años, fue derivada desde el Hospital de Allen al nosocomio de Roca de urgencia, en una ambulancia, con “un cuadro sumamente grave, con altísimo porcentaje de mortalidad y desprendimiento de placenta” detalló Cristina Orlandi a un medio local, Jefa de la Unidad de Terapia Intensiva del Francisco López Lima y agregó que “este cuadro desencadena una complicación hemorrágica muy difícil de controlar”.

“A los 35 minutos de haber llegado, la chica fue ingresada al quirófano y se le realizó la cesárea de urgencia. Cuando llegó el bebé ya no tenía signos vitales, teníamos que tratar de salvar al bebé y a la madre” contó Ana Senesi, Directora del Hospital roquense.

“Se trabajó con toda la celeridad que se pudo, cuando sale del quirófano la llevan a la UTI para que pueda salvarse, se hizo todo lo que se podía hacer para que sobreviva” aseguró Senesi.

Del lado de la familia, hubo y hay mucho malestar y dolor: “no dejaron entrar a nadie, los trataron mal a los padres de ella y al papá del bebé” dijo Marcelo Giacopino, familiar de la chica fallecida.

Los disturbios comenzaron cuando la familia se enteró del fallecimiento de la joven. “Llamé a la mamá, pero estaba en Allen, por eso decidí esperar a que llegue para contarle lo sucedido, me pareció lo más correcto en lugar de hacerlo por teléfono” explicó Orlandi.

Sin embargo, desde el lado de la familia sostienen que no recibieron el mejor trato y que incluso “todavía no sabemos el motivo de la muerte del bebé ni de la mamá”

Luego, al llegar la madre y comunicar el deceso, la situación se descontroló y familiares intentaron entrar a la UTI, algo que no se puede por protocolo. El encargado de seguridad terminó golpeado y la gente ingresó a ese sector. Tuvo que intervenir la policía para controlar la situación.

“Eso es un riesgo para el resto de los pacientes, hay que entrar con vestimenta especial y cumplir con varias pautas. No es falta de humanidad ni de contención, no hubo tiempo, fue todo muy rápido” explicó la directora del Hospital.

Gentileza anr

Ir arriba