Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Un estudio revela que dormir menos de 5 horas al día aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

Un estudio revela que dormir menos de 5 horas al día aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

Una nueva investigación de la Universidad de Uppsala (Suecia) revela que dormir menos de cinco horas al día aumenta significativamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, sin importar llevar una alimentación saludable. El estudio, en el que participaron más de 200.000 personas, evidencia la importancia de priorizar el sueño para proteger la salud.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que afecta la capacidad del organismo para procesar el azúcar correctamente, lo que dificulta la absorción de insulina y provoca niveles altos de glucosa en sangre. Según estadísticas del año 2020, más de 462 millones de personas padecen esta enfermedad, que puede causar daños graves en el cuerpo y constituye un problema de salud pública en aumento a nivel mundial.

Los investigadores utilizaron datos del Biobanco del Reino Unido, que incluye información genética y respuestas sobre salud y estilo de vida de casi medio millón de participantes, para analizar la relación entre la falta de sueño y la diabetes tipo 2. El seguimiento de los participantes durante más de 10 años reveló que dormir entre tres y cinco horas al día estaba relacionado con un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Aunque los hábitos alimentarios saludables demostraron reducir el riesgo de diabetes tipo 2, el estudio mostró que incluso las personas que llevaban una dieta balanceada, pero dormían menos de seis horas al día, seguían teniendo un riesgo elevado. Estos resultados, publicados en JAMA Network Open, desafían la creencia de que una alimentación saludable puede compensar la falta de sueño en términos de riesgo de diabetes tipo 2.

«Es importante comprender que el sueño juega un papel fundamental en nuestra salud», afirma Diana Noga, investigadora del sueño en la Universidad de Uppsala. Aunque los efectos de la falta de sueño pueden variar entre las personas, dependiendo de aspectos como la genética y la necesidad real de dormir, el estudio resalta la importancia de priorizar el descanso diario para proteger la salud.

Para validar estos hallazgos, los investigadores sugieren la realización de más estudios longitudinales que incorporen medidas repetidas del sueño y hábitos dietéticos. Esto permitirá tener una visión más completa de cómo la falta crónica de sueño se relaciona con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y otras enfermedades.


Ir arriba