Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Un policía atacó a su mujer y a una vecina que la defendió

Preso de ira y violencia hacia su pareja, un policía rionegrino llegó a su casa y atacó ferozmente a la mujer y luego continuó con una vecina que intentó defenderla. Del mismo modo prometió venganza, y mientras le gritaba “metida de mierda”, intentó prenderle fuego la precaria vivienda a esta última mujer. La situación de violencia extrema tuvo que ser controlada por otras personas, que salieron de sus casas ante tamaño conflicto, y hasta tuvieron que golpearlo entre varios hombres hasta reducirlo. 

En la Comisaría 48° del barrio Mosconi recibieron el llamado por teléfono que daba cuenta del ataque de un policía a su mujer en el barrio ribereño de Roca, Buenos Aires Chico. Hasta allí tuvo que concurrir un móvil con varios uniformados. Al llegar encontraron a un camarada en el piso y reducido por otros hombres, quienes relataron al personal interviniente lo que estaba sucediendo. también acudió una ambulancia del Hospital, para atender las heridas que presentaban las dos mujeres que fueron golpeadas por el policía.

De acuerdo al relato, de la víctima, ella estaba en su vivienda con su pequeño hijo cuando irrumpió su pareja, luego de una discusión a los gritos, el hombre tomó un cuchillo e intentó apuñalarla. Ante semejante situación de violencia, los vecinos se alertaron y fue una mujer que vive a los pocos metros, quien se animó a ingresar para defender a la víctima de su pareja.

Aunque en un primer momento logró evitar que el hombre apuñale a la mujer, la violencia del policía cambió de blanco y se centralizó en atacar a la vecina. En un primer momento fueron golpes, hasta que alcanzó a zafar y escapar de la vivienda. Sin embargo el policía, totalmente fuera de si, le juro venganza y con alcohol y un encendedor comenzó a prender fuego distintas partes de la precaria casilla de la mujer que intervino en el conflicto.

La reacción de los demás vecinos no se hizo esperar y entre un grupo de hombres lograron atraparlo. Con golpes de todo tipo, inclusive con palos en sus manos, lo tiraron al piso e inmovilizaron hasta que llegó la Policía, que lo detuvo. También tuvieron que intervenir los Bomberos, para tirar agua y evitar que el alcohol que tiró el hombre en su intención de incendiar la vivienda, pudiera encenderse durante la noche, ya que la única forma de calefaccionarse es con leña.

 

Gentileza mejorinformado

Ir arriba