Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Una sobrecarga le quemó todo y deberán pagarle

Una sobrecarga le quemó todo y deberán pagarle:

Un golpe de tensión le quemó todos los artefactos que estaban enchufados. Si bien el usuario realizó el reclamo en EDERSA, nunca recibió respuesta, tampoco la empresa se hizo cargo de la sanción impuesta por el ente regulador de la provincia por lo que debió acudir a la Justicia, que tres años después falló a su favor por el que la distribuidora de energía de Río Negro deberá pagar más de 3 millones de pesos.

En las innumerables notas presentadas en la compañía eléctrica, el usuario presentó las copias de los comprobantes de pagos y enumeró que el golpe de tensión le quemó una bomba de agua, una bomba trifásica, una bomba centrífuga, un motor de hormigonera, un electrificador, una heladera comercial, un freezer, un lavarropas, una computadora, un climatizador, un equipo de música y un horno microondas.

Como suele suceder y es parte de las exigencias de la compañía, presentó los artefactos afectados en la sede de EDERSA, sin embargo nunca recibió respuesta. La empresa se había comprometido a que un técnico verificaría el motivo del daño de los artefactos y luego se comunicaría con él vía correo electrónico. Pero nunca sucedió.

Pasado el tiempo, el usuario inició otro reclamo en el Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), que emitió un fallo en contra de la empresa que debía compensar al cliente domiciliado en la zona rural de Stefenelli, además de reponerle los artefactos afectados, valuados en 1,2 millones de pesos. Pero EDERSA nuevamente hizo silencio.

Cansado de intentar que la empresa de servicios le de una respuesta, el usuario inició una mediación civil en la sede judicial de Roca, Y como a esta altura ya era costumbre, la empresa no asistió, por lo que dejó abierto el camino para que el damnificado presente una demanda. Recién cuando la causa estaba presentada en un juzgado civil de Roca, EDERSA contestó y deslindo responsabilidades. La sentencia de primera instancia fue parcialmente favorable al vecino de Stefenelli. Sin embargo en su afán de no hacerse cargo de los daños producidos, el abogado de la compañía apeló y recurrió a la Cámara Civil para que revea el fallo.

Concretamente el tribunal no sólo mantuvo el fallo del juzgado Civil, sino que también aumentó los montos adicionados al capital. A los 1,2 millones que costaban en su momento los artefactos quedamos, le sumó una suma igual en concepto de daño punitivo y 650 mil pesos por el daño moral provocado al usuario. Además, a esas cifras deberán aplicarse los intereses desde enero de 2019 a la fecha.

La Cámara valoró “la posición absolutamente dominante de la que sin duda hace abuso” la empresa que tiene un monopolio por ser la única del rubro en mercado local. También tuvo en cuenta el comportamiento de EDERSA ante los reiterados reclamos del usuario y desatacó “la indiferencia” y las estrategias para “dificultarlos”, incluso sin que quede registro de algunas presentaciones.

El tribunal remarcó que no es casual que no se habiliten medios de reclamo virtuales del que queden comprobantes apra el usuario. “Se brindan sólo números telefónicos que, cuando no dan apagado, llevan al consumidor a todo un intercambio computarizado que a su conclusión no le traerá ninguna solución, si es que antes no se cortó o tuvo que desistir por el largo tiempo de espera. O bien se les obliga a ir a las oficinas, donde habrá también resistencia a dar recibo de las presentaciones que realizan los usuarios, tal como se acreditó en la causa”, señaló el fallo.

En la sentencia, la Cámara hace referencia a los dichos del usuario, quien se autoproclamó “consumidor heroico para obtener una reparación”, luego de contabilizar a cada uno de sus vecinos y vecinas que abandonaron el reclamo en el camino “por cansancio”.

El Tribunal, además, reconoció el daño moral como consecuencia de “la magnitud e importancia para las actividades del actor de los bienes afectados, la demora en el reconocimiento de los daños y todo el destrato y dificultades que ha tenido que sortear hasta el presente en las distintas instancias de reclamación a fin de hacer valer sus derecho”.

Gentileza mejorinformado

Ir arriba