Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Usuarios enfurecidos por la falta de medidores de Gas y Agua

La crisis económica que atraviesa hoy Argentina, llegó a niveles impensados. Hace más de cuatro meses, que no hay medidores de gas ni agua. Mientras los funcionarios pasean por el mundo, gastan fortunas en yates privados y champaña, la gente no tiene medidores de Gas ni Agua.

Las distribuidoras enfrentan un silencio de stock debido a la imposibilidad de importar los medidores y otros insumos que no son de fabricación nacional. Esta situación provoca que las compañías no puedan conectar a más usuarios a la red de gas y que, ante una eventual falla de los equipos que se encuentran en funcionamiento, los clientes queden fuera del sistema, sin suministro.

Es por esto que las empresas prestadoras del servicio, han elevado un reclamo ante el Enargas y la Secretaría de Comercio con el objetivo de poder acceder de manera urgente a los materiales que resultan críticos para la operación y mantenimiento de las redes de distribución. Consultado por este medio, desde Metrogas evitaron realizar comentarios al respecto.

Las compañías solicitaron que se arbitran los medios necesarios a fin de que se las excepto del pago a 180 días establecidos por el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA). No obstante, hasta el momento no recibió ningún tipo de respuesta por parte de la secretaría ni tampoco algún mecanismo o medida que tenga como fin resolver este problema.

Las empresas informaron que, a partir del mecanismo de pago instalado por el SIRA, los proveedores les han planteado la imposibilidad de importar esos insumos críticos. Lo que proponen las empresas es que los materiales queden exceptuados o que se les dé un tratamiento tal que permita superar esta situación, de modo que en el sistema puedan salir con pago anticipado, previo al embarque, o contado cómo se efectuaba anteriormente.

Lo que exigen las distribuidoras es que existe la posibilidad de poder acordar con sus proveedores la entrega en los plazos necesarios acorde a las operaciones de cada compañía y que les permita a su vez regularizar la actividad.

En resumen:
Resumen en español del contenido en 200 palabras

La crisis económica que atraviesa hoy Argentina, llegó a niveles impensados. Hace más de cuatro meses, que no hay medidores de gas ni agua. Mientras los funcionarios pasean por el mundo, gastan fortunas en yates privados y champaña, la gente no tiene medidores de Gas ni Agua.

Las distribuidoras enfrentan un silencio de stock debido a la imposibilidad de importar los medidores y otros insumos que no son de fabricación nacional. Esta situación provoca que las compañías no puedan conectar a más usuarios a la red de gas y que, ante una eventual falla de los equipos que se encuentran en funcionamiento, los clientes queden fuera del sistema, sin suministro.

Es por esto que las empresas prestadoras del servicio, han elevado un reclamo ante el Enargas y la Secretaría de Comercio con el objetivo de poder acceder de manera urgente a los materiales que resultan críticos para la operación y mantenimiento de las redes de distribución. Consultado por este medio, desde Metrogas evitaron realizar comentarios al respecto.

Las compañías solicitaron que se arbitran los medios necesarios a fin de que se las excepto del pago a 180 días establecidos por el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA). No obstante, hasta el momento no recibió ningún tipo de respuesta por parte de la secretaría ni tampoco algún mecanismo o medida que tenga como fin resolver este problema.

Las empresas informaron que, a partir del mecanismo de pago instalado por el SIRA, los proveedores les han planteado la imposibilidad de importar esos insumos críticos. Lo que proponen las empresas es que los materiales queden exceptuados o que se les dé un tratamiento tal que permita superar esta situación, de modo que en el sistema puedan salir con pago anticipado, previo al embarque, o contado cómo se efectuaba anteriormente.

Lo que exigen las distribuidoras es que existe la posibilidad de poder acordar con sus proveedores la entrega en los plazos necesarios acorde a las operaciones de cada compañía y que les permita a su vez regularizar la actividad.

en español


Ir arriba