Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Video: convivió días con el cadáver de su novio tras envenenarlo para robarle

Video: convivió días con el cadáver de su novio tras envenenarlo para robarle

La ciudad de Río de Janeiro quedó estupefacta ante el impactante caso de una mujer acusada de asesinar a su propio novio de una manera inusual y macabra: utilizando una trufa envenenada como arma letal. El crimen, aparentemente motivado por el robo, ha conmocionado a la comunidad carioca y ha dejado en estado de shock a todos los que siguen de cerca esta espeluznante historia.

La sospechosa ha sido identificada como Julia Andrade Cathermol Pimenta, quien habría convivido con el cadáver de su pareja, el empresario Luiz Marcelo Antonio Ormond, durante varios días en su departamento ubicado en la zona norte de la ciudad. El macabro hallazgo del cuerpo, en avanzado estado de descomposición, fue alertado por los vecinos y realizado por los bomberos, lo que desató una investigación que sigue en curso y que promete revelar más detalles perturbadores.

El descubrimiento del cuerpo de Ormond ha dejado perplejos a todos los que han seguido el caso. Los vecinos, alarmados por el intenso olor a podrido que emanaba del departamento, alertaron a las autoridades, quienes encontraron al empresario sin vida en el sillón del living. Alrededor de él, se encontraron paquetes de morfina, lo que dio un giro aún más inquietante a la escena.

Desde el principio, la muerte de Ormond levantó sospechas, ya que no había indicios de que fuera natural. Además, testigos aseguraron haber visto por última vez al empresario el viernes 17 de un mes por la tarde, saliendo de la piscina del edificio junto a su novia, Julia. A medida que avanza la investigación judicial, las cámaras de seguridad del ascensor han revelado momentos clave.

 

 

En el video, se puede observar una escena aparentemente normal entre la pareja, compartiendo una cena e incluso besándose, pero rápidamente se vuelve siniestra cuando Ormond empieza a mostrar signos de malestar físico. El hombre se apoya en el espejo, cierra los ojos y comienza a toser de manera inusual, lo que ha desatado la sospecha de un envenenamiento deliberado.

 

Los investigadores sostuvieron la hipótesis de que Julia planificó meticulosamente el asesinato de Ormond con el objetivo de apropiarse de sus bienes y posesiones. La joven convivió con el cadáver durante todo el fin de semana, incluso realizando actividades cotidianas como ir al gimnasio del edificio, según testimonios y evidencia recopilada por las autoridades.

El inspector Marcos Buss, a cargo del caso, describió la conducta de Julia como «aberrante», destacando su frialdad y determinación para llevar a cabo el crimen. Según Buss, todo indicaba que Julia venía drogando a Ormond durante un período prolongado hasta decidir dar el paso fatal para concretar su plan delictivo.


Ir arriba