Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Virginia defiende a su hija y se enfrenta a Furia en Gran Hermano

Virginia defiende a su hija y se enfrenta a Furia en Gran Hermano

La convivencia en la casa de Gran Hermano se vuelve cada vez más tensa y, en esta ocasión, Virginia decidió plantarse ante Furia para defender a su hija. La situación llegó a su límite cuando Juliana cruzó una línea al intentar pelear con Delfina, la hija de Virginia, tratándola como si fuera una jugadora más del programa.

Todo empezó cuando Furia se acercó a Delfina buscando una reacción que la llevara a pelear. La participante, molesta por la salida de Franco del programa, acusó a la hija de Virginia de ser falsa. Ante esto, la madre de Delfina saltó en su defensa, dejando claro que su hija no le teme en absoluto.

Sin embargo, Juliana, cegada por su postura y sedienta de confrontación, insistió en que la gente no le caía bien. Virginia, en cambio, marcó el límite y le advirtió que no se metiera con su hija. Furia respondió con soberbia, afirmando ser inteligente, a lo que Virginia contestó de forma contundente: «Vos de inteligente no tenes nada a veces».

Para Furia, esto solo era un comienzo. Lejos de calmar las aguas, expresó que no se callaría la boca. Minutos más tarde, Juliana trató de aclarar que no era su intención pelear con Virginia, sino solo con la hija de esta. Virginia, cansada de la situación, decidió no hablar más con ella, dejando claro que no era la única con capacidad de manejar la casa.

El cruce de insultos y acusaciones se llevó a cabo a los gritos en el patio de la casa. Virginia no dudó en decirle en la cara a Furia lo que pensaba y la calificó de maleducada. La respuesta de Juliana fue aún más agresiva, calificándola de mentirosa. Delfina, ante este tenso momento, decidió centrarse en su objetivo de ganar el juego, haciendo caso omiso a tal disputa.

La defensa de Virginia hacia su hija en Gran Hermano pone en evidencia la tensión y las rivalidades que se generan en el programa. La participante no dudó en confrontar a Furia y exponer su comportamiento agresivo hacia la joven. El ambiente en la casa se vuelve cada vez más hostil y las alianzas y rivalidades cobran mayor importancia en la lucha por el premio final.

 


Ir arriba