Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

Vuelco en la causa por la desaparición de Ávalos: imputan al ex dueño de Las Palmas

Vuelco en la causa por la desaparición de Ávalos: imputan al ex dueño de Las Palmas

Vuelco sorpresivo en la investigación por la desaparición del estudiante Sergio Ávalos: la justicia federal imputará formalmente al ex propietario del boliche Las Palmas, Pedro Nardanone; al responsable de la seguridad del local, Patricio Sesnich; y a todo el personal responsable de la tarea. Así lo confirmó en sus redes sociales el abogado querellante, Sergio Heredia.

El representante del papá de Sergio, Asunción Ávalos, posteó: “hoy es noticia que el Juez Federal de Neuquen llamará a indagatoria a 20 personas, entre ellas los dueños del boliche y personal de seguridad, entre policias y militares del ejercito argentino”.

“Es el primer paso, y no tengo duda que terminaremos condenado a todos con la máxima pena, esto es perpetua. A la tarde hablé con Don Asunción y solo le pedi que cumpla el trato que tiene con su amigo de arriba”, enfatizó el abogado.

El juez federal de Neuquén es Gustavo Villanueva, quien solicitó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria que notifique del llamado a indagatoria a Nardanone, Sesnich y los integrantes de la seguridad del boliche. Es una incógnita el estado de salud del empresario reginense: lo último que se supo es que se encontraba atravesando una grave enfermedad. Sin embargo, se lo notaba muy activo en sus propias redes sociales.

El 14 de junio de 2003, Sergio Ávalos, un estudiante de Ciencias Económicas en la Universidad del Comahue, había concurrido al boliche “Las Palmas” junto a otros dos amigos. Allí desapareció y nunca se pudo hallarlo. Hubo muchas sospechas sobre la responsabilidad del equipo de seguridad del local, pero la justicia no había logrado avanzar sobre el tema.

Sergio Heredia y Leandro Aparicio son los abogados patrocinantes del papá del estudiante, don Asunción Ávalos. Heredia contó cómo fue que se fueron interiorizando del tema: “Comocimos el caso de la desaparición en el año 2012, en ocasion de que Mercedes Avalos y un grupo de gente de Neuquén nos visitaron en el salón de la iglesia de Choele Choel, lugar donde trabajamos con Leandro”.

En esos momentos, la dupla trabajaba en la investigación de la desaparición de Daniel Solano, un peón rural que desapareció luego de cobrar su quincena en un establecimiento de Lamarque en 2011. La causa pudo ser llevada a juicio recién en 2018, y siete policías fueron condenados a prisión perpetua.

“En pleno juicio del caso Solano, año 2018, viajé desde Roca a Choele con Asuncion Avalos y este, en presencia de Cristian y ante un locro que se enfriaba como cena, nos pidio que nos hagamos cargo del caso de su hijo y me entregó una copia virtual de los cuerpos del expediente. Con mucho dolor, mi respuesta fue negativa. Ante la muerte de Gualberto Solano, con su presencia en todas las audiencias, Don Asunción, como ese padre dolido y sufriente, ocupó el lugar de Gualberto y esa circunstancia nos daba fuerza y energia para seguir el juicio y finalmente obtener la sentencia condenatoria”, recordó el abogado.

Añadió que ante esa situación, junto a su socio sintieron “la necesidad de ayudar a Don Asunción y decidimos ser los abogados de la querella en el año 2019. Comenzamos a trabajar y trabajar, investigamos, y viajamos todos estos años y pudimos decirlo a Don Asuncion Avalos, de 90 años de edad, lo que habia pasado con su hijo Sergio hace ya 20 años, en el interior del maldito boliche Las Palmas”.


Gentileza anr
Ir arriba