Usted esta aquí
Inicio > Alto Valle >

WERELTINECK ASUMIÓ SU TERCER MANDATO

WERELTINECK ASUMIÓ SU TERCER MANDATO
WERELTINECK ASUMIÓ SU TERCER MANDATO

Luego, el mandatario brindó su discurso.
Durante sus primeras palabras, Weretilneck compartió algunos pasajes del discurso que dio Edgardo Castello en 1958, cuando se convertía en el primer gobernador de Río Negro. En este sentido, manifestó que la Legislatura “simboliza la soberanía del pueblo”, por lo cual su primer acto fue el de homenajear a este organismo.
Habló de su “compromiso” para gobernar y dijo: “Espero que al término de mi mandato se diga que fui digno del compromiso que asumí con el pueblo de mi provincia; un gobierno que inicia no puede tener historia, pero si la gran responsabilidad de hacerla; Este gobierno es una página en blanco que esperamos llenar decorosamente, para satisfacer las esperanzas que el pueblo puso en nosotros”.
Durante sus primeras palabras, Weretilneck compartió algunos pasajes del discurso que dio Edgardo Castello en 1958, cuando se convertía en el primer gobernador de Río Negro. En este sentido, manifestó que la Legislatura “simboliza la soberanía del pueblo”, por lo cual su primer acto fue el de homenajear a este organismo.
Tras esto, el mandatario habló de los 40 años de democracia y homenajeó a las personas que fueron parte del proceso, incluyendo a los militantes, periodistas e incluso los mismos héroes de Malvinas.
Hizo mención a la escena nacional, en donde “la inflación, deuda, pobreza” son parte de la vida de todos los argentinos, factores que a muchos “sobre todos los jóvenes -que no vivieron las dictaduras, ni los procesos críticos de 2001-, que sienten que hay un país sin futuro, por lo cual ninguno de los dos partidos que han gobernado desde la vuelta a la democracia, hoy no son gobierno”. “Hay que reconocer que hay un rechazo al sistema político, pero no así a la democracia; Más allá de la deuda que tenemos con nuestros vecinos, lo que nunca puede estar en duda es que los rionegrinos queremos democracia siempre, queremos derechos siempre, y queremos votos y elección libre siempre”, expresó.
Respecto de las políticas que seguirá su gobierno, relató que el estado rionegrino es “analógico” y buscará una digitalización del mismo, y puso como ejemplo lo ocurrido en el Poder Judicial. En tanto, habló de la gran importancia del sector privado tanto en la producción como el turístico, por lo cual anunció que “no se subirán los impuestos” y que habrá una política “de incentivo fiscal” para los empresarios.
Por otro lado, y haciendo mención a la planta permanente de trabajadores del estado, aseguró que “no se contratará más personal”, y llamó a los actuales agentes a “trabajar aún más” que los que no están en esas condiciones.
“Si lo que están trabajan como tiene que ser, podemos garantizar lo que los rionegrinos necesitan”, reveló y siguió: “Tenemos que rediscutir las leyes de empleo público, no para perjudicar sino para adaptar a lo que piensa y necesita una persona para trabajar en el estado, y lo que necesita el estado de esta persona. Pareciera que solo evalúan a los políticos. Lo que no se evalúa, se devalúa, y tenemos que acostumbrarnos en el estado provincial a evaluarnos”.
En otro tramo de su discurso, el gobernador hizo un llamado a la modernización de la educación, haciendo hincapié en que la era tecnológica llegó, y hoy solamente tienen provechó de estos aquellas jóvenes a los cuales sus familias pueden pagar por actividades extracurriculares, como idiomas extranjeros.
 

En resumen:
Resumen en español del contenido en 100 palabras

Luego, el mandatario brindó su discurso.
Durante sus primeras palabras, Weretilneck compartió algunos pasajes del discurso que dio Edgardo Castello en 1958, cuando se convertía en el primer gobernador de Río Negro. En este sentido, manifestó que la Legislatura “simboliza la soberanía del pueblo”, por lo cual su primer acto fue el de homenajear a este organismo.
Habló de su “compromiso” para gobernar y dijo: “Espero que al término de mi mandato se diga que fui digno del compromiso que asumí con el pueblo de mi provincia; un gobierno que inicia no puede tener historia, pero si la gran responsabilidad de hacerla; Este gobierno es una página en blanco que esperamos llenar decorosamente, para satisfacer las esperanzas que el pueblo puso en nosotros”.
Durante sus primeras palabras, Weretilneck compartió algunos pasajes del discurso que dio Edgardo Castello en 1958, cuando se convertía en el primer gobernador de Río Negro. En este sentido, manifestó que la Legislatura “simboliza la soberanía del pueblo”, por lo cual su primer acto fue el de homenajear a este organismo.
Tras esto, el mandatario habló de los 40 años de democracia y homenajeó a las personas que fueron parte del proceso, incluyendo a los militantes, periodistas e incluso los mismos héroes de Malvinas.
Hizo mención a la escena nacional, en donde “la inflación, deuda, pobreza” son parte de la vida de todos los argentinos, factores que a muchos “sobre todos los jóvenes -que no vivieron las dictaduras, ni los procesos críticos de 2001-, que sienten que hay un país sin futuro, por lo cual ninguno de los dos partidos que han gobernado desde la vuelta a la democracia, hoy no son gobierno”. “Hay que reconocer que hay un rechazo al sistema político, pero no así a la democracia; Más allá de la deuda que tenemos con nuestros vecinos, lo que nunca puede estar en duda es que los rionegrinos queremos democracia siempre, queremos derechos siempre, y queremos votos y elección libre siempre”, expresó.
Respecto de las políticas que seguirá su gobierno, relató que el estado rionegrino es “analógico” y buscará una digitalización del mismo, y puso como ejemplo lo ocurrido en el Poder Judicial. En tanto, habló de la gran importancia del sector privado tanto en la producción como el turístico, por lo cual anunció que “no se subirán los impuestos” y que habrá una política “de incentivo fiscal” para los empresarios.
Por otro lado, y haciendo mención a la planta permanente de trabajadores del estado, aseguró que “no se contratará más personal”, y llamó a los actuales agentes a “trabajar aún más” que los que no están en esas condiciones.
“Si lo que están trabajan como tiene que ser, podemos garantizar lo que los rionegrinos necesitan”, reveló y siguió: “Tenemos que rediscutir las leyes de empleo público, no para perjudicar sino para adaptar a lo que piensa y necesita una persona para trabajar en el estado, y lo que necesita el estado de esta persona. Pareciera que solo evalúan a los políticos. Lo que no se evalúa, se devalúa, y tenemos que acostumbrarnos en el estado provincial a evaluarnos”.
En otro tramo de su discurso, el gobernador hizo un llamado a la modernización de la educación, haciendo hincapié en que la era tecnológica llegó, y hoy solamente tienen provechó de estos aquellas jóvenes a los cuales sus familias pueden pagar por actividades extracurriculares, como idiomas extranjeros.
 


(Gentileza mediosdelaire)
Ir arriba