Usted esta aquí
Inicio > Regionales >

YPF anunció su “retirada estratégica” de los yacimientos rionegrinos

YPF anunció su “retirada estratégica” de los yacimientos rionegrinos

La nueva conducción “mileísta” de YPF – la petrolera con mayoría estatal -, puso primera en su plan para concentrar inversiones y actividades en Vaca Muerta, la “frutilla del postre” de toda la actividad hidrocarburífera. Definió dos cosas: entregar yacimientos convencionales y poner al banco Santander como intermediario financiero para realizar las ventas. En Río Negro, implicará una virtual retirada estratégica: oferta las dos áreas que aún le quedan.

 

Los yacimientos rionegrinos que YPF busca dar en concesión a terceros no son precisamente “marginales” ni están semi abandonados: uno de ellos es Señal Picada – Punta Barda, ubicado en el norte de la provincia, sobre el río Coloradoy compartido con Neuquén. El otro es Estación Fernández Oro, ubicado en la región del Alto Valle y que tiene a Allen como epicentro.

 

Leé también: Gobierno retira a YPF de lista de privatizaciones para obtener apoyo en el Congreso

 

Estación Fernández Oro era una de las banderas de la petrolera: durante la gestión de Miguel Galluccio, compró el 100 % a la petrolera Apache, que se estaba retirando del país. Y en la actualidad es una de las áreas productoras de gas por excelencia: 950 mm3/día. Los 150 m3 diarios de petróleo tampoco son despreciables, en comparación con el resto de los pozos de la provincia.

 

En la producción global, EFO perdió en su participación relativa con el avance de las perforaciones de Vaca Muerta, con rendimientos muy superiores. Aunque demandan inversiones proporcionales.

 

Algo similar pasa con Señal Picada: el promedio de extracción diaria del año pasado era de 665 m3 de petróleo y de 68 mm3 de gas. Importantes, pero no definitorios para las cuentas que quiere tener el nuevo CEO de la compañía, Horacio Marín (ex Tecpetrol).

 

Seguí leyendo: Hace 64 años comenzaba la historia petrolera de Río Negro

 

Por eso, el plan de “modernización y eficientización” de la empresa implica la venta de 55 áreas convencionales en Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Mendoza. La iniciativa, que apunta a conseguir nuevos fondos para destinar a Vaca Muerta y concentrar su capacidad operativa, fue denominada “Proyecto Andes”. El responsable de manejar las cuestiones económicasy financieras será el banco Santander.


Ir arriba