Usted esta aquí

Salud adhiere al Día Mundial Sin Tabaco

Salud adhiere al Día Mundial Sin Tabaco

Cada 31 de mayo, se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo sensibilizar sobre los riesgos para la salud asociados al consumo de cualquier tipo de tabaco (incluyendo el cigarrillo electrónico), promover la aplicación de políticas públicas eficaces para reducir ese consumo, e informar lo que las personas pueden hacer para reivindicar su derecho a la salud y a una vida sana, y proteger a las futuras generaciones.

 

El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedad, discapacidad y muerte en el mundo; cada año mueren 8 millones de personas a causa del tabaquismo, el 10% corresponden a no fumadores expuestos al humo de tabaco.
En Argentina mueren 45.000 personas fumadoras y 6000 no fumadoras por año por enfermedades relacionadas con el tabaco. Esto representa el 14 % de todas las muertes en el país.
La cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada en 2018 muestra que el 22,2% de la población adulta argentina consume cigarrillos.
La Encuesta Mundial de Tabaco en Jóvenes (EMTJ), Argentina 2018, refleja que un 20,2% de los/las adolescentes de 13 a 15 años encuestados consumió cualquier tipo de tabaco en los últimos 30 días. 8,3% comenzó antes de los 10 años. Además, el 35,3% refirió haber estado expuesto al humo del tabaco en el hogar durante la semana previa a la encuesta, el 56,9% estuvo expuesto en lugares públicos abiertos y el 43,7% en lugares públicos cerrados.
Por otra parte, el tabaquismo tiene un enorme impacto económico, social y ambiental. Cada año se gastan cientos de millones de pesos en atención médica y tratamientos en centros de salud y hospitales.  Además, representa un impacto enorme para el ambiente ya que cada año se desechan toneladas de colillas que concentran muchas de las sustancias tóxicas del tabaco y se liberan contaminando al suelo y al agua.
El consumo de cigarrillos convencionales a nivel mundial está siendo desplazado por otras maneras de consumir tabaco o nicotina (tabaco para armar, pipa, pipa de agua, productos de tabaco calentados, cigarritos o cigarrillos electrónicos, entre otros) que la industria tabacalera promociona como menos dañinas.
Desde el Ministerio de Salud de Río Negro se pretende destacar la importancia que tiene dejar de consumir cualquier tipo de tabaco o cigarrillos electrónicos, no sólo para la persona fumadora sino para todo su entorno. La mitad de las personas fumadoras muere de una enfermedad relacionada al consumo de tabaco y viven en promedio 10-15 años menos que las no fumadoras.
Dejar de fumar a cualquier edad tiene beneficios. Lo mejor que puede hacer una persona que consume tabaco en cualquiera de sus formas, por su salud y la de los que lo rodean, es dejar de consumir y los beneficios se perciben de manera casi inmediata.
 
·        A los 20 minutos disminuyen el ritmo cardíaco y la presión arterial.
·        Dentro de las 12 horas siguientes, se normaliza el nivel de oxígeno que la sangre llevará a todo el cuerpo.
·        Dentro de las 72 horas siguientes, mejora la capacidad de percibir olores y sabores, y disminuye la sensación de falta de aire al realizar una actividad.
·        Después de 2-12 semanas, mejoran la circulación sanguínea, la oxigenación pulmonar, la salud bucal y de la piel.
·        En 1-9 meses disminuyen la tos y la dificultad para respirar, con más facilidad para caminar y realizar actividades, y menos infecciones respiratorias.
·        En 1 año el riesgo de enfermedad coronaria/infarto cardíaco es un 50% inferior al de un fumador.
·        En 5 años el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) es el mismo al de una persona que no fuma.
·        En 10 años el riesgo de cáncer de pulmón disminuye hasta ser el 50% del que tiene un no fumador, y disminuye también el riesgo de cáncer de boca, de garganta, de esófago, de vejiga y de páncreas.
·        En 15 años el riesgo de enfermedad coronaria/infarto cardíaco es igual al de una persona no fumadora.
En promedio:
Quien deja de fumar gana 10 años de vida respecto a quienes siguen fumando.
Quien deja de fumar antes de los 30 años, no presenta exceso de mortalidad respecto a quienes nunca fumaron.
Es fundamental concientizar a la población sobre los efectos nocivos del humo de tabaco para evitar el comienzo del hábito en los no fumadores e informar sobre los beneficios de dejar de fumar para estimular el abandono en los fumadores y prevenir las complicaciones, teniendo presente que existen tratamientos efectivos, que el ejercicio físico puede actuar como aliado y que pueden solicitar orientación sobre cesación tabáquica al programa provincial solicitando turno al whatsapp 2984146009.
Finalmente, es muy importante que la población considere que al efectivizar la prohibición de fumar (o vapear) en los espacios cerrados estamos haciendo respetar los ambientes 100% libres de humo, reduciendo la exposición en fumadores y no fumadores y ejerciendo un derecho a la salud que pertenece a toda la humanidad.


Gentileza Ministerio de Salud Río Negro

[yarp]

Ir arriba